Compartir

Ricardo Bernal

La calificadora Fitch Ratings degradó la nota soberana de México, mientras que Moody’s cambió de estable a negativa la perspectiva crediticia del país, en medio de las amenazas de imposición arancelaria de 5 por ciento por parte del gobierno de Donald Trump.

Fitch pasó el grado del país de ‘BBB+’ a’ BBB’ con perspectiva estable. dejándolo a dos escalones de caer en el llamado ‘grado especulativo’, como se considera a las notas a partir de ‘BB’.

La firma sostuvo que su decisión se explica por una combinación de mayor riesgo para las finanzas públicas de México debido al deterioro del perfil crediticio de Pemex, junto una perspectiva débil para la economía que se ve empeorada por las amenazas externas de las tensiones comerciales, cierta incertidumbre de la política interna y continua restricciones fiscales.

El grado ‘BBB’ revela que existe un riesgo moderado de incumplimiento en relación a otros emisores u obligaciones en el mismo país. Sin embargo, los cambios en circunstancias o condiciones económicas tienen más probabilidades de afectar la capacidad de pago oportuno que en el caso de los compromisos financieros que poseen una calificación más alta.

Por su parte, la agencia Moody’s cambió su perspectiva para México de «estable» a «negativa», pero confirmó las calificaciones de la emisión de deuda tanto en moneda local, como en moneda extranjera, en A3.

Moody’s ndicó que su decisión de cambiar la perspectiva de las calificaciones de México fue motivada por el debilitamiento del marco de política en dos aspectos clave, con potenciales implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda.

El precio del dólar en mercados de divisas alcanzaron los 19.8198 pesos, y se acerca a los 19.9000, que alcanzó la moneda nacional tras amago del presidente Trump de imponer 5 por ciento de aranceles a productos mexicanos.

Tabla:
Investing.com

Compartir