Foto Especial

Compartir

AFP

PARÍS, Francia.- Un fondo común en línea para recaudar dinero en solidaridad con el exboxeador que atacó a puñetazos a dos policías durante las últimas protestas de los «chalecos amarillos» causaba una polémica este martes en Francia.

El martes hacia las 08:30 horas locales, más de 117,000 euros habían sido recolectados y el número de donantes seguía subiendo (cerca de 7,500 donaciones hacia las 10:45 horas locales) antes de que la plataforma de colecta de fondos en línea Leetchi decidiera no aceptar más dinero.

El dinero servirá a pagar a los abogados de Christophe Dettinger, un ex boxeador profesional, que fue campeón de Francia peso ligero, que se entregó el lunes a las autoridades después de haber admitido en un video colgado en internet que «reaccionó mal» pero que simplemente se «defendió» de la violencia de la policía.

Las impactantes imágenes que fueron retomadas por todas las televisiones francesas muestran al imponente hombre de 37 años y 1,92 metros de estatura golpeando a dos agentes, uno de los cuales estaba en el suelo, el sábado pasado, en la octava jornada de protestas de los «chalecos amarillos» en París, que terminaron nuevamente en choques.

Los «chalecos amarillos» – un colectivo que reúne a franceses de las clases populares y medias que salen a manifestar con chalecos fluorescentes – protestan desde hace un mes y medio contra la política social y fiscal del gobierno de Emmanuel Macron, que consideran injusta.

Para tratar de poner fin a siete semanas de violencia durante las protestas el primer ministro francés Edouard Philippe anunció el lunes un plan para prohibir la participación en manifestaciones no autorizadas y aumentar las sanciones contra los agitadores.

¿Un héroe?

En la página de recaudación de fondos, miles de personas mostraban su apoyo al boxeador, a veces incluso elevado al rango de héroe.

«¡Este hombre es un héroe!», señalaba un mensaje. «A puñetazos contra 5 policías totalmente equipados, bravo por su valentía», escribía otra persona. «Mis respetos señor, usted es un Robin Hood», añadía otro usuario.

A pesar de los numerosos actos de violencia que han marcado su movilización, durante o al margen de las manifestaciones, los «chalecos amarillos» siguen contando con el apoyo de la mayoría de la población. El 55% de los franceses quiere que el movimiento continúe, según una encuesta de Odoxa Dentsu consulting publicada el jueves.

Varios miembros del gobierno francés condenaron la creación de este fondo. «Es chocante», estimó la ministra de Transportes Elisabeth Borne. «¿Es normal querer apoyar a este hombre que fue visto golpeando a un policía en el suelo?», dijo Borne indignada.

«Este fondo es indigno», abundó el secretario de Estado encargado de temas digitales, Mounir Mahjoubi, en su cuenta Twitter.

Esto «demuestra que una parte de la población justifica la violencia», lamenta el sindicato de la policía SCSI-CFDT.

En respuesta, se abrieron varios fondos para recaudar dinero en solidaridad con la policía. Uno de ellos había recaudado hasta este martes 45.000 euros.

Frente a la polémica, Leetchi dijo que se comprometía a que los fondos recaudados en apoyo a Christophe Dettinger sirvan únicamente para pagar a sus abogados. RB

Compartir