FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

Frida, la perra labrador que adquirió gran fama tras su participación en las labores de rescate de víctimas tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, obtuvo su jubilación de la Unidad Canina de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar).

Durante una ceremonia conmemorativa del Día Internacional del Rescatista, la Semar comunicó que pese a su retiro, Frida, de 10 años de edad, continuará en las instalaciones del Departamento de Control Canino ubicadas en la alcaldía de Coyoacán de la Ciudad de México, para colaborar con el entrenamiento de los nuevos elementos caninos, Ecko y Evil.

En su trabajo como rescatista, completó un total de 53 localizaciones en estructuras colapsadas y deslaves: 12 de personas con vida que se encontraban atrapadas entre los escombros y 41 cuerpos de fallecidos.

Entre sus principales misiones se encuentran el sismo en Haití del 12 de enero de 2010, la explosión el 31 de enero de 2013 de la Torre de Pemex en la Ciudad de México, el deslave en Guatemala del 7 de noviembre de 2012, el sismo en Ecuador acontecido el 16 de abril de 2016 y los dos sismos (7 y 19) de septiembre de 2017, en los que no sólo participó en operaciones en la CDMX, sino también acudió al área afectada de Juchitán, Oaxaca.

Frida se ganó muchos corazones

Pese a que en su carrera encontró a más de 50 personas de entre escombros, no sólo en México sino también en otros países, tras los sismos de septiembre de 2017 en territorio mexicano, su imagen se popularizó tanto que se hicieron murales, peluches y hasta estatuas para honrarla. EVR

ES DE INTERÉS

Compartir