Compartir

Julio Pérez de León

Un funcionario adscrito a Pemex Transformación Industrial (PTI) fue sancionado debido a omitir aplicar penas convencionales a una filial de Odebrecht, por 8.3 millones de pesos, toda vez que la empresa incumplió con la ejecución de un contrato para llevar a cabo diversas obras en la refinería “Miguel Hidalgo”.

La penalidad abarca 10 años de inhabilitación para desempeñar empleos, cargos y comisiones en el servicio público y una sanción monetaria por ocho millones, 352 mil 547 pesos.

Este caso es uno de los nueve procedimientos investigados por la Secretaría de la Función Pública (SFP) desde el pasado 22 de diciembre de 2016, en los que se ha impuesto sanciones administrativas, que van desde destituciones e inhabilitaciones a servidores públicos y filiales de la empresa, hasta multas por más de mil millones de pesos.

La resolución es parte de los procedimientos administrativos sancionatorios que desarrolla desde finales del 2016, como parte de las investigaciones con respecto a la adjudicación, ejecución y cumplimiento de contratos suscritos entre Odebrecht y/o sus filiales con Pemex.

Asimismo, se informó que se avanza en la substanciación y fundamentación de otros tres procedimientos administrativos sancionatorios, contra empresas filiales de Odebrecht, dos más contra representantes legales de la empresa, tres contra funcionarios de Petróleos Mexicanos

El funcionario de PTI puede enfrentar la sanción impuesta por la SFP, mediante medios de impugnación, con lo que, las penalidades no se pueden considerar como firmes, mencionó la dependencia en un despacho informativo.

Compartir