Compartir

Redacción ejecentral

Minutos antes de las 13:00 horas, desde el Metro Universidad, los diversos contingentes de los diversos planteles de la Escuela Nacional Preparatoria y facultades de Estudios Superiores se reunían para caminar al punto de reunión, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, para marchar juntos por una misma causa: exigir la salida de “porros” de la máxima casa de estudios.

Aún sin iniciar el recorrido, los gritos de “Goya” y consignas retumbaban por el Circuito Mario de la Cueva. Aparecieron los banderines dorados con el escudo de la UNAM en azul ondeando y los caminantes vitorearon al contingente inicial, miembros del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco.  

En el comienzo de la marcha, los cánticos más intensos fueron contra las autoridades universitarias y cuando contaron del 1 al 43 para recordar a los estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014.

Cuando el grupo proveniente de Azcapotzalco arribó a Las Islas a las 13:45, unos tres kilómetros atrás todavía salian contingentes del punto de reunión, entre ellos del Instituto Politécnico Nacional. Se sumaban los banderines guinda con el escudo de esa casa de estudios.

A su llegada, los contingentes rodearon el edificio de Rectoría para exigir respuesta al rector Enrique Graue y aumentaron la intensidad de los “Goyas”.

El contingente  de Azcapotzalco tomó el micrófono en la explanada de Rectoría, a un costado de Insurgentes, donde hace dos días sus compañeros fueron agredidos por un grupo porril.

Un grupo de encapuchados, identificados como “anarquistas” tiraron una valla de Insurgentes para bloquear esa vialidad en dirección al Sur. Como respuesta, los participantes de la marcha les recriminaron sus acciones, pero el grupo exigió su libertad de manifestarse para obtener respuesta de las autoridades universitarias.

Las autoridades de la Ciudad de México aseguraron que la movilización congregó a 30 mil personas. RB

Compartir