Foto Especial

Compartir

Redacción ejecentral

El rector de la UNAM, Enrique Graue, se presentó en el CCH Azcapotzalco para escuchar el pliego petitorio de los estudiantes, tras más de una semana de los hechos violentos de grupos porriles contra estudiantes de ese plantel que se manifestaban en Ciudad Universitaria. Y, se comprometió a instalar mesas de seguimiento a los planteamientos expuestos.

Se mostró con total disposición de escuchar y atender sus demandas. “No soy tan insensible como para no escucharlos”, dijo.

Esta es la primera vez que ocurre una visita de un rector a un plantel de un Colegio de Ciencias y Humanidades  a escuchar un punto de acuerdo de los estudiantes en medio de un conflicto que afecta a la comunidad universitaria.

“Cuenten con la voluntad de la Rectoría, de la Secretaría General de la Universidad, del doctor Leonardo Lomelí -quisiera hacer un reconocimiento público a él, ha estado decenas de horas estando resolviendo los problemas que puntualmente se han estado presentando-, al director del CCH que esté presente, que se instalen estas mesas de seguimiento a la brevedad posible y que regresemos pronto a nuestra normalidad académica.

“Finalmente la misión de la Universidad es formarlos, necesitamos desarrollar este País en paz y en calma y necesitamos hacerlo cada vez mejor. Que por nuestra raza hable ese espíritu”, dijo el rector.

Por una hora y media, los alumnos exigieron la asignación de maestros acorde a la demanda, pues hay carencia, y Graue aseguró que aprobaba la solicitud.

Al tocar el punto dos, donde solicitaron que Andrés Palacios, a quien acusaron amenazas, no tome la dirección interina, el rector sostuvo que el tema será sometido a votación y se tomará muy en cuenta la opinión de estudiantes.

El tercer punto, sobre acciones arbitrarias por parte de autoridades y se vuelvan a borrar murales, lo cual fue aceptado, y la máxima autoridad de la UNAM sostuvo que pedirá a la Facultad de Artes y Diseño que elabore un proyecto para reponer murales en CCH Azcapotzalco.

Los estudiantes aprovecharon para reiterar transparencia y rendición de cuentas a partir de la administración de la directora María Guadalupe, pues señalaron que imponía cuotas.

En el punto cinco de sus peticiones solicitaron a Graue atender denuncias de acoso y dar mayor seguridad a la comunidad, a lo que el rector se comprometió que se va a reestructurar la seguridad en la UNAM.

A la petición, del punto seis, sobre expulsar a porros de la Universidad y hacer una correcta investigación para no caer en más errores,  “sin esto no podemos regresar a clases”.

Hace dos días, en asamblea,  los estudiantes habían condicionado que las autoridades aceptaran cuatro o cinco puntos de su pliego petitorio, para cambiar de un paro total a un paro activo.

Al concluir el encuentro, y ya cuando el rector abandonaba el plantel, se escucharon  gritos de reclamos de un grupo de supuestos estudiantes, algunos de ellos encapuchados.

De acuerdo al diario Milenio, se lanzaron piedras a su auto sin causar daños, ni dejar lesionados.

En un comunicado, la UNAM aseguró que el rector aceptó los nuve puntos del pliego petitorio de los estudiantes del plantel capitalino.

Captura de pantalla 2018-09-12 a las 7.23.15 p.m. Captura de pantalla 2018-09-12 a las 7.23.22 p.m.

La tarde- noche de este miércoles, Graue se reunió en privado con estudiantes del CCH Azcapotzalco en la Rectoría de la UNAM para firmar el pliego petitorio de nueve puntos.

 

 

RB

Compartir