Foto: Cortesía

Compartir

Redacción ejecentral

La propuesta de creación de la Guardia Nacional representa una respuesta parcial, incompleta y sesgada a la violencia e inseguridad que enfrentamos, con una visión coyuntural y de corto plazo, así lo señaló Luis Raúl González Pérez, titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, durante su participación en las Audiencias Públicas sobre la Guardia, convocadas por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados dentro de la LXIV Legislatura.

González Pérez dijo que el replanteamiento genera el riesgo de que se vulneren derechos humanos, no garantiza en modo alguno ni contribuye a terminar con la impunidad.

“Debilita nuestra institucionalidad civil y democrática, además de contravenir sentencias, principios, recomendaciones y criterios formulados por instancias internacionales en materia de derechos humanos que nuestro país estaría obligado a cumplir”, advirtió.

Además, sentenció que “la Secretaría de la Defensa Nacional no puede volverse la instancia que, directa o indirectamente, investigue, sancione y prevenga los delitos que cometan civiles, ni puede ser el eje en torno al cual se desarrolle la convivencia social en nuestro país”.

El comisionado aclaró que la participación de las Fuerzas Armadas en tareas vinculadas a la seguridad pública no es deseable, pero, dijo, tampoco se puede desconocer que, por el momento, no es viable su retiro.

Sin embargo, “tal cuestión no puede justificar que pretenda verse en tal presencia la solución básica a la problemática que enfrentamos y que en razón de ello se busque perpetuarla”.

Finalmente, González Pérez recordó que la separación y respeto existente entre las instancias civiles y militares permiten el fortalecimiento democrático. MM

Compartir