Compartir

Redacción ejecentral
Foto: @SaludGuanajuato

Foto: @SaludGuanajuato

El cuerpo del menor Héctor Antonio, de tres años de edad, quien cayó a un pozo de agua de más de 60 metros de profundidad el jueves pasado, fue localizado tras varios días de búsqueda, en la comunidad 18 de Marzo, municipio de Villagrán, Guanajuato.

La Secretaría de Seguridad Pública de Guanajuato informó que el cuerpo de Héctor Antonio fue encontrado entre cables de acero, por lo que iniciarán los trabajos para recuperar sus restos.

Debido a lo estrecho del pozo, los trabajos de rescate se complicaron e incluso la madrugada del lunes, un grupo de Bomberos y del grupo Topos de la Ciudad de México viajaron a Villagrán para ayudar en la búsqueda.

Durante la búsqueda se utilizó una cámara especial para la exploración de pozos a gran profundidad; esto debido a que el pozo tiene un diámetro muy pequeño y 66 metros de hondo.

Elmer Morales García, segundo inspector de Bomberos, comentó que pasando los 30 metros de profundidad ya no existen condiciones de vida.

La noche del jueves, Héctor Antonio, su padrastro y un grupo de jóvenes fueron a cazar liebres en el paraje conocido como El Cuervo; de pronto, el niño desapareció de la vista de sus acompañantes.

El viernes, sus familiares solicitaron ayuda a las autoridades ante la posibilidad de que el menor hubiera caído en el pozo; sin embargo, fue hasta el sábado cuando iniciaron la búsqueda del menor.

Al lugar llegaron el Grupo de Búsqueda y Rescate Urbano de la Coordinación Estatal de Protección Civil. (Con información de Noticieros Televisa). MR

Compartir