Compartir

J. S Zolliker

Compañeros: en vista de que muchos políticos no tienen madre y muchos de ustedes no tiene memoria, se las refrescamos (la memoria) para que no olviden: la línea 12 del metro no sólo costó  50% más de lo presupuestado, sino que esos 26 mil millones de pesos, están ahí, absolutamente inservibles, erigidos en el monumento más grande a lo “mexicanote”.

Sí, compañeros., la línea 12 del metro, que tienen una vía americana que es diferente a los vagones Europeos que se compraron, y por ende, inútil, es el trofeo a la ineficacia y al no pasada nada. Otros casi dos mil millones de pesos más después en gastos para decirnos que no sirve la obra, ¿cuántos funcionarios responsables han visto ustedes colgados de los huevos en el zócalo? ¿Cuantos encarcelados? Este, compañeros, es el país del no pasa nada y estamos hartos de ello.

Estamos hasta la madre del compadrazgo, del mirrreynato, del no importa que no seas el mejor siempre y cuando tengas “amigos”, del agachonismo, del chapulinismo y del chingadismoentucaray-caete-con-tus-impuestos-o-te-vas-al-bote.

¿Cuántos jodidos escándalos políticos recuerdan? ¿pocos? ¿saben porqué? Porque han sido tantos que no los recuerdan. Pero se las refrescamos un poco (de nuevo, la memoria): el señor de las ligas y su lana, los delegados rateros que extorsionan a cambio de no cerrar una obra y tienen las banquetas llenas de changarros que no pagan ni luz, los munícipes que “roban poquito” y hacen fiestas de 15 millones de pesos, los del verde que son filmados pidiendo mordidas millonarias en Cancún o que se ven involucrados en la muerte de una bailarina que se arroja desde un balcón, los panistas madreadores en Brasil, los Morenistas cuyo líder no trabaja desde hace años y que tiene departamentos varios y tiene en sus filas y filias, a tanto ladrón que da miedo mencionarlos. Y los priistas que prostituyen chicas secretarias para el líder local, y los perredistas que bloquean las cuentas para que no sepamos cuanto costó un pésimo segundo piso, y alcaldes con alianzas con el narco.

¿Ya se acuerdan de mas?  El gober precioso, el director de la policía bancaria que hizo una fiesta en su oficina, el funcionario del gobierno de Veracruz que se drogaba en su oficina, el delegado de Iztapalapa, borracho, que choca en una camioneta a nombre de un proveedor, Oceanografía, senadores corruptos que tienen tarjetas de crédito a nombre de empresas privadas que se hacen cargo de sus gastos, ex gobernadores que se roban a sus hijos, ex presidentes que ponen casas de tamaño de palacio virreinal y fundaciones sepa con qué recursos, diputables y parranderos en casas rentadas, monumentos del bicentenario que han costado como si adentro hubiera un silo de misiles intergalácticos, el copelas-o-cuello, La Paca vidente que resuelve crímenes para la procuraduría, procuradores a los que les aparece la Paulette muerta bajo sus narices después de un par días, secuestradoras francesas que salen libres por fallas en su debido proceso,  tipos que en arranques de egocentrismo, se mandan a hacer estatuas de si mismos,  enormes guerreros mazingerzeteros,  políticos que se premian su esfuerzo con actrices, casas blancas, malinalcas, FICREAs y Banca Cremis y etc.,  con ahorradores quebrantados y quebradores ricos que desayunan con champagne y viven llenos de excesos, sindicalistas con hijas que vuelan perros mascotas en aviones privados, hijos de defensores de los pobres que son operadores políticos y ganan diputaciones por sorteo, además de usar tenis de varios miles de pesos, coleccionistas de relojes carísimos, apostadores de lo ajeno en La Vegas, futa, ya me cansé de enumerárselos, compañeros. De todos estos escándalos, ¿qué carajos ha pasado? Nada. Sólo acumularse.

Por eso, compañeros del movimiento H.A.R.T.H.O.S, los llamamos a que se pongan harto truchas en las siguientes elecciones: no voten por cualquier político. Voten únicamente por aquel en quien confíen, que haya demostrado ser buen funcionario y sobretodo, buen ciudadano. Pídanles las #3de3: su declaración patrimonial y la de sus cónyugueyes e hijos, su declaración de intereses y su declaración de impuestos, con información de los últimos 5 años. Pídansela para que luego no nos la estemos lamentando (y ahí sí, mentando).

Atentamente,

Unión de H.A.R.T.H.O.S.

(Hasta Alcanzar una República Transparente y de Honrados y Obedientes Servidores)

Compartir