Foto: Anton Want/Allsport

Compartir

AFP

LONDRES, REINO UNIDO. Un policía británico fue imputado del asesinato del exfutbolista profesional Dalian Atkinson, que jugó entre otros para la Real Sociedad y murió en 2016 por la descarga de una pistola de electrochoque de tipo Taser, anunció el jueves la fiscalía del Reino Unido.

Otro policía de la zona de West Mercia, en el centro del país, fue acusado de agresión con consecuencia de lesiones corporales, precisó la portavoz de la fiscalía Jenny Hopkins.

«Se tomó esta decisión tras un minucioso examen de los elementos de prueba que nos fueron presentados por la Oficina Independiente sobre Conducta Policial», encargada de los asuntos internos policiales, agregó.

Atkinson, que jugó para la Real Sociedad en 1990-1991, el Aston Villa en 1991-1995 y el Manchester City en 1996-1997, murió con 48 años después de haber recibido una descarga de una pistola paralizante infligida por la policía en Telford, a raíz de un incidente cerca de la casa de su padre.

La policía de West Mercia dijo en su momento que los agentes fueron llamados al lugar por temor sobre «la seguridad de un individuo».

Según sus familiares, Atkinson sufría varios problemas de salud y tenía el corazón débil cuando recibió la descarga del táser en la madrugada del 15 de agosto de 2016.

Entró en paro cardíaco en una ambulancia de camino al hospital y los médicos no pudieron salvarlo.

Compartir