Foto: Twitter CNDH

Compartir

Redacción ejecentral

Derivado del hostigamiento y acoso sexual que enfrentaron dos mujeres indígenas nahuas, por el único médico adscrito a la Unidad Médica Rural 152 del IMSS, ubicada en Puebla, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al director general del esa institución.

En atención a los hechos y evidencias del expediente respectivo, la entidad gubernamental encontró elementos de convicción suficientes que acreditan la violación de los derechos fundamentales de las agraviadas a una vida libre de violencia y a la no discriminación, por lo que deberán fortalecerse los esfuerzos que realiza el IMSS para prevenir éstos.

De acuerdo con una de las víctimas, de 21 años de edad, que se desempeñaba como “voluntaria de salud” del Proyecto “IMSS-Prospera” en la unidad médica 152, el médico le hizo comentarios, bromas sugestivas, preguntas intrusivas y de índole sexual acerca de su cuerpo y vida privada, lo que le generó temor, provocó que dejara de ser voluntaria y de acudir a la clínica.

En el segundo caso, la víctima de 28 años de edad, acudió a consulta prenatal con el médico, quien se opuso a que su cuñada la acompañara en la consulta, en la cual le hizo preguntas sobre su historia clínica y comentarios indebidos sobre su vida sexual privada. Lo anterior ocasionó que la agraviada se sintiera intimidada y decidiera no regresar a la clínica hasta el nacimiento de su bebé, lo que ocurrió cuando el médico ya no estaba adscrito a esa unidad.

En su recomendación, el organismo nacional recomendó al director general del IMSS reparar el daño a las dos agraviadas e inscribirlas en el Registro Nacional de Víctimas para que tengan acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral.

Por otro lado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que dará cabal cumplimiento a la recomendación emitida el 26 de julio por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por el acoso sexual a dos mujeres indígenas ocurrido en mayo de 2016, en la clínica Rural de Huaxcaleca, en el municipio Chichiquila, Puebla.

La Dirección General del Instituto instruyó al personal de las oficinas centrales y de la Delegación Estatal en Puebla, el cumplimiento de todos los puntos de su competencia contenidos en la recomendación, así como reforzar la capacitación al personal institucional en la unidad médica involucrada, en materia de derechos humanos.

El IMSS dio a conocer que ya se tomaron diversas medidas preventivas, para evitar hechos similares, como la impartición de talleres referentes a Prevención y Atención del Acoso Sexual y del Hostigamiento Sexual y la difusión de la normatividad en la materia en clínicas rurales del Programa IMSS-PROSPERA y en municipios de la Delegación Estatal Puebla.

Con información de Notimex y Excélsior JGH

Compartir