FOTO: CHRISTOPHE SIMON / AFP

Compartir

AFP

El mexicano Alejandro González Iñárritu abogó por la coexistencia de todos los formatos de cine, incluidas las plataformas en línea como Netflix, en su primera comparecencia como presidente del jurado del Festival de Cannes.

A la vez que reconoció que el espectador «no vive la misma experiencia» en una sala de cine que ante una pantalla de ordenador, Iñárritu aplaudió «la diversidad de formatos» que existen actualmente y que permiten que las películas se vean en todo el mundo.

El oscarizado director hizo estas declaraciones durante la tradicional rueda de prensa del jurado previa a la apertura del Festival y pese a que ningún periodista le había preguntado por la cuestión.

Cannes mantiene desde el año pasado un pulso con Netflix, cuyas películas vetó en su selección porque no se estrenan en las salas de cine francesas. 

El año pasado, «Roma», la cinta del mexicano Alfonso Cuarón producida por la plataforma estadounidense, fue estrenada -y laureada- en la Mostra de Venecia, antes de su camino hacia la gloria en los Óscar.

Francia es una excepción, protege su cine, ¿pero cuántas de las películas que vamos a ver en los próximos 12 días serán exhibidas en todo el mundo?», se preguntó el director de «Birdman» y «El renacido».

«Netflix capitaliza estas películas que pueden ser mostradas en la TV y eso es excelente», insistió el director mexicano, flanqueado del resto de miembros del jurado, como la actriz estadounidense Elle Fanning, su compatriota la directora Kelly Reichardt, y los cineastas griego Yorgos Lanthimos y francés Robin Campillo.

Iñárritu estrenó hace casi 20 años su ópera prima «Amores perros» en la sección Semana de la Crítica y estuvo por última vez en Cannes en 2017, cuando presentó su instalación de realidad virtual «Carne y arena» para denunciar la construcción del muro entre Estados Unidos y México, recompensada con un Óscar especial.

El jurado presidido por Iñárritu otorgará el 25 de mayo la Palma de Oro a una de las 21 películas en liza, entre estas lo último de Quentin Tarantino, Pedro Almodóvar y Terrence Malick.

Arranca Cannes con desfile de zombis

El Festival de Cannes se abrió este martes con la comedia de zombis «Los muertos no mueren», de Jim Jarmusch, después de una ceremonia que sonó sobre todo en español, de la mano de Javier Bardem y Alejandro González Iñárritu.

Bardem y la actriz francesa Charlotte Gainsbourg declararon inaugurado el 72º Festival de Cannes, uno de los más ambiciosos de los últimos años con directores como Quentin Tarantino y Pedro Almodóvar en liza por la Palma de Oro.  

«C’est fait!» (¡Está hecho!), gritó Bardem, tras dirigirse al público en español.

Cerró el desfile el reparto de «Los muertos no mueren», con Bill Murray, Adam Driver y Tilda Swinton, y también Chloë Sevigny y Selena Gomez, que lucía un top tipo corsé en crudo.

La película se centra en una localidad donde empiezan a suceder cosas extrañas: la luna está omnipresente, los animales se comportan de forma inhabitual… Los habitantes comprenden entonces que los muertos están saliendo de sus tumbas para asesinarlos salvajemente. Es hora de la lucha por la supervivencia.

Destacada figura del cine estadounidense independiente, Jarmusch es un asiduo de La Croisette, donde en 1984 se alzó con la Cámara de Oro por «Extraños en el paraíso» y en 2005 con el Gran Premio por «Flores rotas».EM

Compartir