Simón Vargas

La ley no ha sido establecida por el ingenio de los hombres, ni por los mandamientos de los pueblos, sino que es algo eterno que rige el Universo con la sabiduría del imperar y del prohibir.

Marco Tulio Cicerón

Los avances en las técnicas policiales de interceptación de estupefacientes han hecho que los narcotraficantes hagan uso de todas las argucias imaginadas para transportar droga. Han luchado por posiciones y territorios los cuales costaron inversión y bajas humanas, por lo que no permitirán que ninguna frontera los detenga, sobre todo si su mayor consumidor está del otro lado.

Una de las principales razones según el presidente Donald Trump para el reforzamiento del muro entre la frontera de Estado Unidos y México es la disminución del paso de droga a su país; pero los cárteles no accederán a ver su negocio mermado, así que la inversión en formas de contrabando y el ingenio han ido en aumento. En febrero del año pasado apareció una catapulta fijada en la valla que separa ambos países en Arizona, con la que se presume los narcotraficantes lanzaban bultos de marihuana a Estados Unidos.

A lo largo de la historia se han vistió formas diversas y creativas de contrabandear las drogas: frutas y esculturas religiosas repletas con kilos de cocaína, zapatos con suelas rellenas de marihuana, tortas que en vez de jamón llevan paquetes de estupefacientes, e incluso la organización del Chapo Guzman llegó a transportar miles de kilos de droga en latas de chiles.

El narcotráfico está lleno de riesgos extremos, muerte constante y nunca será positivo para la sociedad; sin embargo, las altas recompensas del tráfico de drogas han generado que los delincuentes busquen métodos que burlen a las autoridades; hace años era novedoso el uso de latas, comida y autos con doble fondo; y para ellos la tecnología ha sido una aliada constante ya que desde 2011 implementaron el uso de los llamados “narcodrones”  en los que se pueden llevar cargamentos de hasta 60 kilogramos por viaje.

Ya sea por aire, tierra o mar el narcotráfico sigue siendo una actividad redituable que reporta ganancias de aproximadamente 64 mil millones de dólares anuales en ventas, información acorde al Departamento del Tesoro de Estados Unidos. https://home.treasury.gov/

Actualmente, las organizaciones cuentan con una estructura bien definida, una cultura organizacional y reglas que deben ser respetadas; incluso llegan a utilizan redes sociales para reclutar individuos y comunicarse entre sí; y gracias al poder adquisitivo derivado de esta óptima organización aparece el dinero para sobornos, compra ilegal de armas e inversión para túneles y submarinos.

De acuerdo con el Reporte Nacional de Amenazas de Droga 2017 emitido por la Administración para el Control de Armas (DEA por sus siglas en inglés), los cárteles mexicanos siguen manteniendo el control sobre la importación y distribución de marihuana, cocaína, metanfetaminas y heroína en el mercado estadounidense, siendo el cártel de Sinaloa uno de los más antiguos y mejor establecidos; y por otro lado a pesar de su reciente creación el Cártel de Jalisco Nueva Generación es considerado una de las organizaciones criminales más poderosas, aumentando de 26 investigaciones activas en 2016 a 46 en 2017.  http://bit.ly/2zNx2dR

Hasta el momento la forma más famosa para el paso de la droga es la integración de narcotúneles dada a conocer por el Chapo Guzman, la cual ha ido evolucionando; en 2016 autoridades de California descubrieron un pasaje subterráneo que medía aproximadamente 800 metros y que contaba con iluminación, ventilación, sistema de rieles, y un ascensor con capacidad de hasta 10 personas.

 

Los narcotraficantes han aprendido a usar el ingenio, y a disfrazar las entradas de los túneles, desde mesas de billar, ascensores, botes de basura hasta bañeras, incluso la organización es tal que en ocasiones una vez que el cargamento pasa, personal llega para sellar el acceso con cemento, pintarlo y alfombrarlo; a los narcos su trabajo les ha enseñado que nada se deja al azar.

Es una trama complicada, cazar y ser cazado, burlar y ser burlado, vender y ser vendido; sin embargo, no se debe permitir que los delincuentes vayan pasos adelante que la propia justicia, no se puede dejar que el mal venza, como sociedad debemos trabajar unidos, el narcotráfico no es sólo problema de los países que procesan o distribuyen drogas ilícitas sino también de los que consumen; es un conflicto de todas las partes.

Debemos ser inteligentes e incluso más creativos que los propios criminales; pongamos nuestro ingenio en favor de la justicia y de la seguridad.

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

Compartir

error: Contenido protegido.