Foto: Especial

Compartir

Marco Antonio Aguilar

El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó hipócritas a los organismos que permitieron el saqueo de Petróleos Mexicanos, que avalaron la Reforma Energética y  sabían que no llegó la inversión extranjera y lo que produjo la caída en la producción petrolera.

“Nunca dijeron nada, guardaron un silencio cómplice.Ahora salen con sus recomendaciones o tratando de calificar sobre el desempeño.» dijo el mandatario durante su conferencia matutina este miércoles

Los inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque ya se maneja con honestidad, y que la calificación de ésta “es mejor que en los últimos 30 años, porque su principal problema era la corrupción” y ya se está combatiendo, afirmó López Obrador.

Dijo que Petróleos Mexicanos (Pemex) fue una de las empresas más saqueadas en el mundo y con más corrupción, pero tiene mucha fortaleza, no les alcanzó para terminar de destruirla, sólo entregaron el 20 por ciento de su potencial que significa la riqueza petrolera de la nación.

“Fue saqueada durante el gobierno neoliberal, fue una de las empresas más saqueadas del mundo. Los tecnócratas corruptos se esmeraron en destruir a Pemex, pero por fortuna, como una bendición, el pueblo de México decidió que se llevara a cabo un cambio”, agregó el mandatario.

López Obrador indicó que no les alcanzó para destruir a Pemex, solo pudieron entregar el 20% del potencial, lo que significa la riqueza petrolera de la nación, pero, aseguró que, “lo que dejaron es suficiente para sacar adelante a Pemex y al país”.

El presidente aseguró que se fortalecerán las finanzas públicas de Pemex y explicó que las críticas son por los cambios que emprendió su gobierno, ahora los inconformes “tratan de desprestigiarnos cuando México tiene mucha fortaleza” y autoridad moral.

“¿Esa calificadora tomó en cuenta la variable del robo de combustible? ¿Tomó en cuenta el ahorro 30 mil millones que teníamos que devolver a aquellos que solicitan se le devuelva el ISR?”, cuestionó el presidente.

Ayer, la calificadora Fitch Ratings degradó la calificación de la deuda de Pemex de BBB+ a BBB-, lo que implica que su deuda se va a encarecer.  Además, proyectó que la empresa petrolera mexicana tendrá un flujo de efectivo negativo de entre 3 mil millones a 4 mil millones en 2019.

Compartir