El fiscal Jeff Sessions co la Asociación de Oficiales de la Paz de California en la celebración anual en Sacramento. FOTO: Stephen Lam / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

Compartir

Redacción ejecentral

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció este miércoles que el Departamento de Justicia proporcionará documentos a comités del Congreso de Estados Unidos sobre el programa «Rápido y Furioso», del gobierno Obama, que permitió que miembros del crimen compraran armas en tiendas de Phoenix con el objetivo de rastrearlos en México.

En el 2012, el Departamento de Justicia, entonces dirigido por Eric Holder, se negó a proporcionar dichos documentos al Congreso, lo que se consideró un desacato.

Con esta decisión de Sessions, se pone fin a seis años de litigio de los Comités de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara.

El Departamento de Justicia bajo mi supervisión está comprometido con la transparencia y el estado de derecho. Este acuerdo es un paso importante para garantizar finalmente que la ciudadanía conozca los hechos relacionados con la operación “Rápido y Furioso», señaló Sessions en un comunicado de prensa.

La operación de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) quedó al descubierto en 2010, después de que dos de las armas fueron encontradas en la escena del asesinato del agente Brian Terry, de la Patrulla Fronteriza que participaba en el operativo «Rápido y Furioso», dedicado a investigar el contrabando de armas entre México y Estados Unidos.

La ATF perdió la pista de más de mil 400 armas de fuego durante el curso de la operación, equivalentes al 70% del total vendido.

En abril pasado, un grupo de trabajo conjunto de Estaos Unidos y México capturó al presunto asesino de Terry, Heraclio Osorio-Arellanes, alias Laco, en un rancho en los límites de Sinaloa y Chihuahua, en cumplimiento de una orden de detención provisional con fines de extradición, según informó la Procuraduría General de la República (PGR).

Osorio Arellanes enfrenta una acusación formal por los delitos de homicidio, asociación delictuosa, contra la salud, robo y uso de arma de fuego que le imputa la Corte Federal de Distrito para el Distrito de Arizona.

«Tenemos que descubrir la verdad, exactamente qué sucedió, cómo sucedió, por qué sucedió. Necesitamos que el presidente Trump desclasifique los documentos para que sepamos qué sucedió y hacer responsables a quienes lo sean», señaló Kent Terry, familiar del agente asesinado el martes a Fox & Friends.

Compartir