FOTO: CAPTURA

Compartir

AFP

Una iraní que se había quitado el hijab para protestar contra la ley que obliga a las mujeres a ir cubiertas en público, fue sentenciada a un año de prisión, informó el domingo su abogado.

Vida Movahedi fue arrestada en octubre después de quitarse el hijab en la Plaza Enghelab de Teherán, dijo el abogado Payam Derafshan a AFP.

La joven fue acusada de «fomentar la corrupción y el libertinaje» y fue condenada por un tribunal de Teherán a un año de prisión el 2 de marzo, agregó Derafshan. 

El abogado dijo que Movahedi había manifestado su oposición al «hijab obligatorio» y que quería expresar su opinión en «una protesta civil». 

Movahedi ya había organizado protestas contra la ley previamente y en diciembre de 2017, se paró sobre una caja en la avenida Enghelab (nombre que en idioma farsi significa «Revolución» y levantó su velo. En aquella oportunidad solamente fue multada.EM

Compartir