Compartir

David Colmenares
El Gobernador de Durango, Jorge Herrera Caldera, acaba de ser electo por los gobernadores, Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), responsabilidad que terminará  con la Reunión que próximamente se celebrará en esa entidad federativa. Sustituye a Gabino Cué, Gobernador de Oaxaca, en virtud de los problemas magisteriales que se viven en su entidad, posteriormente le tocará asumir la Presidencia.
Es una buena coyuntura en la que Jorge Herrera es electo, no sólo porque le toca la discusión del Presupuesta para 2015, también por la total aprobación de las reformas por parte del Congreso, a partir de propuestas del Gobierno Federal y su concertación con las principales fuerzas políticas del País. Un tercer hito es la celebración de elecciones en 9 entidades federativas durante 2015.
La importancia de la CONAGO no tiene discusión, desde su origen, que no fue fácil, ha permitido avanzar en varias vertientes, siendo lo más relevante la Convocatoria, negociada por supuesto con el Gobierno Federal, de la Convención Nacional de las Haciendas Públicas de 2004, evento en el cual los gobernadores y los secretarios de finanzas desempeñaron un papel fundamental, para la construcción de los más de 300 Acuerdos por consenso, esto es por unanimidad. Claro algunos gobernadores fueron más activos que otros.
Desde la iniciativa de Alfonso Sánchez Anaya, Gobernador de Tlaxcala, en 1999, para crear la Asociación Nacional de Gobernadores (ANAGO) con los emanados del PRD, e invitación a Guerrero y Veracruz,  siendo apoyado por Ricardo Monreal, Gobernador de Zacatecas. Propuesta que tuve oportunidad de conocer con anticipación. Por su parte los gobernadores del PRI, en un primer gobierno federal encabezado por otro partido (el PAN), crean el Foro de Gobernadores. Ambas organizaciones se reunieron en varias ocasiones.
Posteriormente en agosto de 2001, se ponen de acuerdo y  deciden reunirse conjuntamente en Mazatlán, Sinaloa, donde acuerdan constituirse y dan a conocer la Declaración de Mazatlán. Que marca un hito en la historia del federalismo mexicano. Tuve -por cierto- oportunidad de asistir, siendo el único funcionario federal presente en la misma, ahí por cierto conocí a Patricio Martínez, Gobernador de Chihuahua, quien después desempeñaría un papel central en los trabajos previos y en el desarrollo de la Primera Convención Nacional Hacendaria. Posteriormente en julio de 2002, en la Declaración de Can Cún, se establece formalmente la CONAGO, como una Conferencia, que es la figura que permite la Constitución. La firman únicamente los gobernadores del PRI y PRD; fue hasta diciembre de 2012, que se incorporan los gobernadores del PAN, en la 3ª. Reunión de la CONAGO celebrada en Colima, siendo Gobernador Fernando Moreno Peña.
Los temas fiscales fueron el eje de los primeros años de la CONAGO, encabezando con gran éxito la Comisión de Hacienda, el Gobernador del Estado de Hidalgo, Manuel Ángel Núñez Soto. Sus logros fueron relevantes.
Los Gobernadores de esa época, hoy muchos en el Senado y otros en el Gobierno Federal; por supuesto Pablo Salazar, Enrique Martínez, Miguel Alemán Velasco, Juan Millán, René Juárez, más los mencionados anteriormente. Habría que agregar a Juan Carlos Romero Hicks, Melquiades Morales, Lázaro Cárdenas, Manuel Andrade y José Murat, tuvieron el gran mérito de integrarse en la misma. Por supuesto la voluntad política del entonces Secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, fue fundamental para establecer una comunicación fluida y positiva.
El nuevo Presidente de la CONAGO, el Gobernador de Durango, conoce como pocos el tema, estuvo cerca de los trabajos como Secretario de Finanzas, después como Alcalde y  Diputado Federa. Seguramente será exitosa su gestión.

Compartir