Compartir

Redacción ejecentral

No hay forma que alguien convenza al expresidente Enrique Peña Nieto de que las señales que está enviando el presidente Andrés Manuel López Obrador no le anticipan un futuro tranquilo. Don Enrique les ha respondido a sus diversos amigos que le han aconsejado se vaya unos meses de vacaciones fuera de México, que para nada, que las cosas están muy bien, que no tiene ninguna preocupación y que se irá a vivir a Ixtapan de la Sal, en cuyo club de golf tiene una casa, y a donde iba casi cada fin de semana a jugar con sus amigos, cuando vivía en Los Pinos.

Compartir