Fernando Aportela. Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

No aprende para nada don Fernando Aportela, que después de ser la mano derecha de Luis Videgaray en la Secretaría de Hacienda, terminó peleado y casi a gritos con él por la forma, digamos, ligeramente soberbia, con la que se comportaba. Hoy anda recorriendo estados para tratar de consolidar su consultoría financiera, que aún está en ciernes, por lo que no son pocos los que se preguntan cómo le hizo entonces, después de haber sido servidor público, para comprar una casa de cinco millones de dólares en Bosques Santa Fe, una zona exclusiva en el poniente de la Ciudad de México. 

Compartir