Compartir

Marco Antonio Aguilar


maaguilar@ejecentral.com.mx

Sólo 20% de los mexicanos cuenta con acceso a internet, aseguró el sábado pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador, y con esa cifra cuestionó a las empresas que ofrecen el servicio. Pero ese número estaba equivocado.

¿Saben cuánto está comunicado por internet?  Sólo el 20% del territorio nacional, 80% no hay internet. Entonces, les vamos a decir con mucho respeto a las empresas que han tenido las concesiones y que no han comunicado al país: ‘háganse a un lado porque ahora el gobierno va a tener su empresa para comunicar con internet a todos los mexicanos’”, aseveró el Presidente.

El 2 de abril de este año, en un comunicado conjunto entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), informó que en México hay 74.3 millones de usuarios de internet, es decir, 53 de cada 100 habitantes tienen el servicio.

Durante la revisión de carreteras en el municipio El Nayar, en Nayarit —una de las entidades que tiene mayores comunidades sin electricidad—, el mandatario anunció que el gobierno tendría su propia empresa para comunicar con internet a todos los lugares, según el mandatario era 80% del territorio mexicano. 

Pero la Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los Hogares reveló, de acuerdo con ese comunicado, que al menos 18.3 millones de hogares disponen de internet, ya sea mediante una conexión fija o móvil; ocho de cada 10 personas tienen un celular inteligente; más de 50.8 millones de mexicanos tienen una computadora, y el 92.9% cuentan con televisiones digitales, que le permiten el acceso a la red. 

También fue el pasado fin de semana en Nayarit, en el municipio de Bahía de Banderas, donde el primer mandatario advirtió a Grupo Carso que “o se ponía a trabajar o le quitaba la concesión” de la carretera Jala-Puerto Vallarta, pues aseguró que esa constructora llevaba más de 10 años con la obra y no la había terminado. 

El lunes, la compañía que fundó Carlos Slim y que también es el principal proveedor del servicio de internet del país, emitió un comunicado en el que desmentía lo dicho por el Presidente, pues apenas hacía nueve meses, aseguró, que se incorporó a la obra para concluir la autopista. El miércoles, Carlos Slim Domit, hijo del magnate y presidente del Consejo de Administración de Telmex, América Móvil, Grupo Sanborns y Carso, comió con López Obrador en Palacio Nacional, junto con un pequeño grupo de empresarios. 

Datos del Inegi muestran que el año pasado, 53 de cada 100 hogares mexicanos tenían conexión a internet. Aunque 16.4 millones de hogares carece de este servicio.

EL DATO. La inversión que considera The CIU supera 22% a que pretende ejercer el gobierno federal en la construcción de la refinería de petróleo en Dos Bocas, Tabasco.

Eliminar brecha digital requiere 9,750 mdd

El número de mexicanos con servicio de internet aumentó 19.9%, en promedio, en los últimos 19 años, cifra superior aL 14.0% del promedio mundial. Esto significa que 64 de cada 100 mexicanos tuvieron conexión a la red de redes.

Sin embargo, ese grado de penetración se quedó corto frente al 90% que reportaron países como Reino Unido, Japón, Italia, Francia y Alemania, que tienen conectadas a 96 de cada 100 personas.

En ese escenario, para reducir la brecha digital, nuestro país requiere una inversión equivalente a nueve mil 750 millones de dólares.

Datos de InternetWorldStats.com muestran que a marzo pasado, México reportó 85 millones usuarios con internet, que representa una tasa de crecimiento muy por debajo de lo reportado por Bangladesh (TCPA de 43.2%), Nigeria (39.5%) y Vietnam (35.5%).

En penetración de la red de redes a la población, la cuarta mayor economía del mundo, Alemania, tuvo el liderato global al conseguir que 96 de cada 100 de sus habitantes tengan acceso a la web. En la segunda posición estuvo Reino Unido (la sexta mayor economía global), con una penetración de 94.2%. En tanto, Japón, Italia y Francia (la tercera, novena y quinta mayor economía del mundo, respectivamente) tuvieron una penetración superior a 90 por ciento. (Tomás de la Rosa )

Compartir