FOTO: Facebook

Compartir

Redacción ejecentral

Hugo Leonardo Avendaño, seminaristas y estudiante de la Universidad Intercontinental (UIC), fue secuestrado y hallado muerto el miércoles 12 de junio en la Ciudad de México.

El joven, quien acababa de concluir una maestría, fue privado de la libertad el martes alrededor de las 11 de la noche, en la colonia Aculco, de la alcaldía Iztapalapa.

Con este suman dos casos de estudiantes secuestrados y asesinados por su captores en la ciudad de México, en una semana. El primero de ellos fue Norberto Ronquillo, alumno de la Universidad del Pedregal.

Mi primo era un hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios, era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante, futuro truncado de la manera más horrible posible”, escribió en Facebook, Daniela Durán, prima de Leonardo.

“La burocracia hace de las suyas, llevamos horas y horas de trámites y malos tratos, porque no sólo se es víctima una vez, aquí lo eres miles de veces”, agregó.

Sus familiares exigieron a las autoridades capitalinas realizar la debida investigación y que encuentren a los culpables para que el caso de Leonardo «no sea un número más».

Con el hashtag #JusticiaParaLeo familiares y usuarios de redes sociales exigen investigar el asesinato del también joven seminarista.

UIC pide a alumnos extremar precauciones

La Universidad Intercontinental pidió a sus estudiantes extremar precauciones en la vida diaria, dadas las circunstancias y los tiempos que está viviendo la capital del país.

En un desplegado, exhortó a estar al pendiente del entorno, tener cuidado en la calle y al salir de sus casas, al entrar y salir de la universidad y de otros lugares.

«Siempre debemos estar más alerta y apoyar entre nosotros. Debemos procurar cuidarnos entre nosotros, ya que por el momento no tenemos el apoyo del propio gobierno.

«Es recomendable salir en grupo, de preferencia compartir automóvil y turnarse con otros compañeros y compañeras, así como adoptar otras medidas de seguridad», expuso la universidad.

Hugo Avendaño, Vicerrector de la institución, pidió justicia para Leo y condenó el suceso terrible en el que perdió la vida.

«Me uno a la condena enérgica de este terrible suceso. Merecemos paz. Los universitarios queremos vida no muerte. Un abrazo a la familia Avendaño Chávez. Descansa en paz Leo», publicó en sus redes.EM

ES DE INTERÉS |

Compartir