Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Uno de líderes de la organización criminal de Guerreros Unidos involucrado en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Sidronio Casarrubias Salgado, fue absuelto por un juez federal luego de que determinara que la Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo sus testimonios bajo tortura.

Óscar García Vega, juez segundo del Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, consideró que los dos testimonios de Casarrubias no tienen ningún valor probatorio por las condiciones en las que fueron obtenidos, sin embargo, no quedará en libertad, pues aún tiene un caso abierto por delincuencia organizada.

El juez argumentó que el presunto líder criminal fue detenido de manera ilícita y prolongada, además de que no fue informado sobre sus derechos de manera inmediata al ser detenido.

De acuerdo con la versión de la PGR, Casarrubias Salgado fue detenido en flagrancia el 16 de octubre de 2014 junto con Norman Isaid Alarcón en el kilómetro 40 de la carretera México-Toluca; no obstante, se tuvo constancia de que fueron aprehendidos el 15 de octubre, lo que contradice la versión de la Procuraduría.

De igual forma, cuando Sidronio Casarrubias dio su declaración expuso que sus captores nunca dijeron ser policías, por lo que lo consideró como secuestro. (Con información de Reforma). AT

ES DE INTERÉS |

Impiden (indefinidamente) crear Comisión de la Verdad por caso Iguala

La DEA ocultó la verdadera noche de Iguala

En bloque, fiscales del país rechazan Comisión por caso Iguala

Compartir