Foto: Victoria Valtierra/ Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El fiscal general, Alejandro Gertz Manero, está muy confiado en que la imputación contra Rosario Robles tendrá muchas alas para volar. Don Alejandro tiene a dos testigos que trabajaron con ella que ya hicieron su primera declaración, que sirvió para cerrar la primera fase del proceso, que será la imputación. Dicen los que saben que esos dos testigos no formaban parte del equipo original de doña Rosario, sino que pertenecían a otro grupo político. Cuando se pregunta a cuál, los que saben recomiendan analizar el entorno de Hidalgo, aquellos que fueron en algún momento parte del grupo del senador Miguel Ángel Osorio Chong, y que han decidido salvar su pellejo, aunque sea a costa de la exsecretaria.

Compartir