Compartir

Tomás de la Rosa

El desarrollo de la industria que producirá y comercializará derivados de la cannabis en México para uso médico se prepara para iniciar sus operaciones en al menos 50 días, tiempo que resta del actual sexenio de Enrique Peña Nieto, aunque todavía está pendiente la publicación de la ley que lo regula.MARIGUA

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) debió publicar hace nueve meses la norma secundaria de la Ley General de Salud, que desde el año pasado puso fin a casi un siglo de prohibición del consumo de la mariguana en el país; sin embargo, el jurídico de la dependencia federal dijo que después de atender las observaciones de empresas, asociaciones y particulares a través de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) está listo el documento para su publicación.

Carlos Lizardi, coordinador General Jurídico y Consultivo de la Cofepris, aseguró que tras casi un siglo de prohibición  respecto al uso de la mariguana en territorio nacional, “sólo estamos esperando la respuesta del área jurídica del Ejecutivo Federal para proceder a la publicación” en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Entre los personajes que han estudiado las modificaciones que regulan el uso de la mariguana se encuentra Vicente Fox Quesada, expresidente de la República, y uno de los principales impulsores de esta legislación, quien aseguró que en enero de 2019, a más tardar, se tendrá la normativa para comercializar derivados de la cannabis en el país, así como la regulación para el uso recreativo del enervante. “El uso médico (estará legislado) en el primer semestre. En enero, ya estará funcionando y el lúdico pongámosle el segundo semestre del año próximo”, dijo el exmandatario, al asegurar que ya hay consenso entre legisladores y la nueva administración del poder Ejecutivo.

“Precisamente, la buena noticia de la demora (del reglamento) es que la autoridad ha estado aprendiendo mucho. Se ha dado cuenta de que está muy limitado (lo legislado) y han cambiado de manera importante las cosas”, afirmó Fox.

100 empresas interesadas

A menos de 50 días de que inicie el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, las empresas interesadas en participar en la millonaria industria formal de los cannabinoides, según el exmandatario, son un centenar, aunque la autoridad regulatoria dice que ya recibió a 27 compañías internacionales y mexicanas interesadas.

Previo a obtener productos derivados de la cannabis “hechos en México”, sostuvo Fox, “se van a disparar todos los eslabones de la cadena, empezando con financiamiento, las inversiones de capital; entrenamiento o capacitación” y al mediano plazo habrá carreras universitarias especializadas en cannabis, como en Canadá.

El expresidente dice que es segura la entrada de dos empresas a México, colombo-canadiense Khiron, —de la que es miembro del consejo de administración y su embajador en en el país desde julio pasado— y la canadiense Canopy Growth Corp. Ésta última es la que recibió cuatro mil millones de dólares de Constellation Brands Inc. (la productora de las marcas de cerveza Corona y Modelo en Ciudad Obregón, Sonora para el mercado estadounidense) para incrementar su participación accionaria al 38.0% en esa productora de derivados de mariguana.

›En cuanto a las empresas que están interesadas en participar dentro del mercado productor de derivados de la cannabis, Fox Quesada aseguró que son más de 100. Para ejemplificar, el exmandatario sostuvo que en México “hay 45 plantas de embotelladores de Coca-Cola, son 45 negocios, pero es un negocio multimillonario”.

fox-2

Interés. El expresidente Fox es miembro del consejo de administración y embajador en México de Khiron. Foto: Angélica Ortiz.

Para Carlos Lizardi, la comisión atendió a 27 empresas interesadas en saber los alcances de la reforma a la Ley de Salud. Entre mayo y junio, se reunieron con empresas internacionales y nacionales. Más o menos, el 60% de ellas fue de compañías del extranjero.

Según Lizardi, la inversión privada detonará cuando se haya “publicado el reglamento para iniciar sus procesos. Muchos de ellos ya están formando sociedades y trámites con otras autoridades para poder posteriormente iniciar sus trámites con la Cofepris”.

Respecto al procesamiento manufacturero, agregó el funcionario de la Comisión, “eso ya lo tendríamos también con el reglamento. El uso industrial es algo nuevo que nos da la reforma a la Ley General de Salud y que tendrá una normatividad con la emisión del reglamento”.

Lizardi puntualizó que debe evitarse la confusión entre la población, ya que “sembrar mariguana en el patio de la casa y fumarla eso no es el uso medicinal (…) La planta de mariguana como tal, es una planta igual que otra y está clasificada por ley como psicotrópico o estupefaciente”.

También acotó que el borrador del reglamento se ajustó a las necesidades de pacientes y empresas para producir y comercializar los derivados de la cannabis en territorio nacional.

El tamaño del mercadoCuadroWEB2

Estudiosos del tema de drogas en México, comentan que el mercado es inmenso, sin embargo dada la ilegalidad, es difícil medir su tamaño. Fox Quesada refirió que podría equivaler a una décima parte del mercado de medicamentos de patente.

“Es muy difícil estimar cantidades (…), podemos hablar de entre cinco y  siete millones de pacientes totalmente listos y dispuestos a utilizar este producto médicos para mejorar su salud”, señaló.

El pronóstico de Fox es que hay un potencial de entre cinco y siete millones de pacientes que podrían consumir derivados de cannabis. Aunque Khiron cree que son 11.7 millones en México.

Fox considera que “podría ser el 10% de otros medicamentos” de patente. Datos de ProMéxico (el brazo del gobierno federal que promueve la inversión en México en el mundo), muestran que en 2016 el consumo de dichos medicamentos fue cercano a 13 mil 600 millones de dólares, por lo que serían unos mil 360 millones de dólares.

CuadroWEB

Compartir