Compartir

Francisco Pazos

franciscopazos@ejecentral.com.mx

En las próximas semanas se anunciará una inversión por dos mil 400 millones de pesos para ampliar la Línea 5 del Metrobús, que extenderá la cobertura entre la delegación Venustiano Carranza y el suroriente de la ciudad

Al término del actual sexenio, la infraestructura peatonal, ciclista y de transporte público en la Ciudad de México habrá crecido 160 kilómetros lineales.  Pero los retos de movilidad y congestión que paralizan la ciudad, exigen que continúe su extensión en la próxima administración.

El reto será mayor para quien ocupe la Jefatura de Gobierno en diciembre de 2018, que tendrá que apostar por una mayor inversión para ampliar las redes de transporte público y buscar alternativas de movilidad masiva, que no se han explorado en las últimas cuatro décadas.

Continuar con la inversión en movilidad para el uso del automóvil privado sólo congestionará aún más la ciudad, problema que ya alcanza a 66% de sus vialidades, de acuerdo con lo que señala  el Índice de Tráfico TomTom 2017, por lo que la alternativa apunta ahora a la designación de recursos para proyectos de transporte sustentable y masivo.

Movilidad

Además de los medios de transporte ya conocidos, como el Metro y el Metrobús, la posibilidad de revivir, algunas líneas de tranvías en la capital es una opción a la movilidad, consideró Edgar Tungüí Rodríguez, secretario de Obras y Servicios de la Ciudad de México, y responsable del crecimiento de la infraestructura en la capital durante los últimos dos años.

El modelo del sistema Metrobús, que desde 2005 se construye como parte de las soluciones a la congestión en la ciudad, podría quedar rebasado por la alta demanda de usuarios, mientras que la ampliación de la red del Sistema de Transporte Colectivo Metro, si bien es deseable,implica altos niveles de inversión.

Frente a este panorama, el funcionario local consideró, en entrevista con ejecentral que será indispensable que la administración que tome la riendas de la ciudad en 2018 explore nuevas alternativas de movilidad, además de que se amplíe la inversión en infraestructura para que la Ciudad de México sea “una ciudad moderna y funcional”.

Lo anterior no significa que la inversión para construir nuevas líneas de Metro y de Metrobús deba frenarse, acotó el funcionario, sino “que se tiene que pensar en otros sistemas de transporte como el tranvía” que funcionen como servicios que alimenten al Metro y que “consoliden un sistema integrado de transporte urbano”.

“Si realmente aspiramos a que la gente se anime a dejar su coche en la casa, a no comprar más coches o a utilizarlos sólo de manera recreativa, nos parece que se tendrá que apostar mucho a la infraestructura para el transporte”, agregó.

Fue durante la administración de Marcelo Ebrard la última vez que se planteó una inversión para una línea de tranvía, algo que no se había hecho desde 1979. Sin embargo, el proyecto planificado para cubrir la ruta del Centro Histórico fue cancelado en marzo de 2010 por la alta inversión que requería y reemplazado dos años después por la Línea 4 del Metrobús, la cual ya registra saturación de usuarios y retrasos en sus rutas.

Durante esa misma administración, también se propuso desarrollar un proyecto para sustituir o complementar con un tranvía el servicio de la Línea 1 del Metrobús, en avenida Insurgentes; sin embargo, la propuesta fue criticada y descartada por especialistas en urbanismo y movilidad por su costo, estimado en 40 millones de dólares por kilómetro.

Gasto vial. La inversión que el gobierno de la CDMX hará al cierre de su  gestión para  proyectos de  vialidad sumará ocho mil 500 millones de pesos.

A pesar de esto, el titular de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) consideró necesario que las administraciones futuras busquen mecanismos de inversión para solventar la falta de recursos públicos para infraestructura de transporte que durante 2015 y 2016 significó un bache presupuestal calculado entre 10 y 15%, por los recortes del gobierno federal.

Empujan red de Metrobús

Luego del fracaso que significó la construcción de la Línea 12 del Metro y la herencia para el gobierno de Miguel Ángel Mancera de 893 millones de pesos gastados para rehabilitarla, más 180 millones anuales destinados a su manutención, la administración optó por crecer la red secundaria de Metrobús.

Para diciembre de 2018, este sistema de transporte masivo sumará 80 kilómetros más que estarán en operación y corresponderán a las líneas 5, 6 y 7; así como a la ampliación de la Línea 5, de la actual terminal San Lázaro hasta la Glorieta de Vaqueritos, en el sur de la ciudad, a través del trazo del Eje 3 Oriente.

De acuerdo con el secretario de Obras y Servicios, para estos proyectos, la administración local ha invertido tres mil 225 millones de pesos para conectar la zona de San Lázaro con el límite del municipio de Ecatepec,  el oriente con poniente de la ciudad a través del Eje 5 Norte y el paradero de Indios Verdes con la zona de Polanco, a través del Paseo de la Reforma.

El resultado de la licitación para el último corredor de Metrobús le tocará a la presente administración, aunque el Banco Mundial financiará las obras.

Tungüí Rodríguez adelantó que a estos tres proyectos se sumará en las próximas semanas una inversión más de dos mil 400 millones de pesos para ampliar la Línea 5, con la que se extenderá la cobertura de transporte masivo entre la zona oriente de la delegación Venustiano Carranza con el suroriente de la ciudad, en las delegaciones Iztacalco, Iztapalapa, Coyoacán, Tlalpan y Xochimilco.

El resultado de la licitación para la edificar el último corredor de Metrobús que le tocará construir a la presente administración, se dará a conocer en las próximas dos semanas y posteriormente, el Banco Mundial, organismo internacional que financiará las obras, determinará los procedimientos para comenzar con la ejecución y entrega de los recursos.

“Arrancaremos la Línea 5 y tendremos tiempos suficiente para dejarla funcionando en esta administración”, aseguró Tungüí Rodríguez, y destacó que la ampliación de la red han tenido impacto y mejorará los traslados de por lo menos 20 millones de personas.

Llegará Línea 12 a Observatorio

Aunque con algunos tropiezos presupuestales por los recortes federales aplicados en 2106 y para este año, la ampliación de la Línea 12 del Metro con dirección a la terminal Observatorio de la Línea 1 “se dejará muy avanzada”, prácticamente para que la nueva administración la concluya, garantizó el secretario de Obras de la Ciudad de México. Sin embargo, el funcionario admitió que el proceso para su construcción no se terminará durante la presente administración, aunque dijo, que los trabajos que tienen que ver con la “parte compleja de la obra civil” serán entregados como estafeta al nuevo gobierno.

“Las estaciones (Valentín Campa y Álvaro Obregón) también se dejarán en un grado importante de avance, prácticamente para que se llegue a montar sólo la vía, la catenaria y se pueda comenzar a utilizar. Toda la parte de ingeniería compleja para la obra civil la vamos a dejar completa sin ningún problema”, apuntó el funcionario.

Para este proyecto, que se complementa con la construcción del Tramo III del Tren México-Toluca, el cual llegará a la capital por el sur de la delegación Cuajimalpa hasta Santa Fe, en donde tendrá una estación, y finalmente a la terminal Observatorio, la administración de la Ciudad de México realizará una inversión combinada con recursos federales de nueve mil millones de pesos.

También para el auto

La inversión que el gobierno local hará al cierre de la administración para proyectos de vialidad sumará ocho mil 500 millones de pesos, prácticamente tres mil 500 millones de pesos más respecto a lo que se invirtió para ampliar la red de Metrobús.

La más compleja de las obras, un túnel de dos niveles, se termina en un tramo de 1.1 kilómetros lineales en el subsuelo del cruce de Río Mixcoac y avenida Insurgentes Sur, en la zona limítrofe de las delegaciones Álvaro Obregón y Benito Juárez, el cual se pondrá en operación, aseguró, a más tardar durante la tercera semana de este mes.

 El 76.4% del monto total de inversión, es decir seis mil 500 millones de pesos, fueron destinados a la ejecución de cinco proyectos de infraestructura vial para modernizar el Circuito Interior, en tramos ubicados al oriente y sur de la ciudad.

Tungüí Rodríguez destacó que el túnel de Mixcoac-Insurgentes es la obra vial más compleja del proyecto de modernización y “era una a la que muchas administraciones le estaban huyendo”,  a la cual se sumarán dos puentes, una adecuación vial y dos laterales que se construyeron en los cruces con avenida Té, calzada Tezontle, Oriente 106, calzada de Tlalpan y Molinos, respectivamente.

“El Circuito Interior tiene 41 kilómetros y estamos dejando prácticamente 35 kilómetros de circulación continua o sin semáforos”, destacó Tungüí Rodríguez.

A pesar del avance, el funcionario acotó que para que esta vialidad se convierta en el primer anillo cerrado de la ciudad, faltarían adecuaciones en el par vial de las avenidas Revolución y Patriotismo, de Benjamín Franklin hasta Molinos.

Movilidad sustentable

Estas obras, que principalmente consistirían en la construcción de puentes en los cruceros importantes de esas vialidades, están en etapa de revisión y definición, y serán parte de los faltantes que la Sobse legará al gobierno entrante para el siguiente año.

Un tercer rubro de inversión que se llevó a cabo durante en los últimos cinco años ha buscado mejorar espacios públicos, ampliar zonas peatonales y fomentar el uso de la bicicleta, para los que se han gastado cerca de 980 millones de pesos.

Destacan 14 millones que se destinaron para la construcción de cinco kilómetros de ampliación para la Ciclovía Reforma III y de 3.6 kilómetros más para la Ciclovía de Nuevo León, así como el rescate de la avenida Presidente Masaryk, y los corredores peatonales de 16 de Septiembre y Corregidora, ambos ubicados en el Centro Histórico.

Nuevo paisaje

Obras construidas en la CDMX de diciembre de 2012 a la fecha:

66 por ciento de las vialidades de la Ciudad de México están congestionadas, según el Índice de Tráfico TomTom 2017.

Obras-1b

TRANSPORTE PÚBLICO

 Línea 5 del Metrobús (corredor de transporte público de dos carriles confinados que conecta las terminales San Lázaro a Río de los Remedios, a través del trazo del Eje 3 Oriente)

 Línea 6 del Metrobús (corredor de transporte público de dos carriles confinados que conecta las terminales Villa de Aragón con El Rosario, a través del trazo del Eje 5 Norte)

  Línea 7 del Metrobús (corredor de transporte público con dos carriles confinados que conectará las estaciones Indios Verdes con Fuente de Petróleos, a través del trazo de las avenidas Prolongación Misterios, calzada Misterios y Paseo de la Reforma)

  Tren México-Toluca (el trazo del Tramo III ingresará a la Ciudad de México por la carretera México-Toluca, seguirá por Vasco de Quiroga hasta la glorieta del general A. Rosales y continuará por terrenos del Campo Militar 1 F hasta Observatorio)

 Ampliación Línea 5 del Metrobús (en fase de proyecto, partirá de la terminal San Lázaro de la Línea 5 y conectará con la Glorieta de Vaqueritos, a través del Eje 3 Oriente, calzada Acoxpa y calzada Canal de Miramontes)

 Ampliación Línea 12 del Metro (en proceso de construcción, conectará la actual terminal Mixcoac con la terminal Observatorio, a través del derecho de vía en Benvenuto Celini  Alta Tensión)

PROYECTOS ESPECIALES

 Rehabilitación de Línea 12 del Metro (en el tramo que va de la terminal Tláhuac a la estación Atlalilco)

 Tren Express Observatorio-Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (El tren será construido en un viaducto elevado que seguirá la ruta Chapultepec, Fray Servando Teresa de Mier, avenida Aeropuerto hasta el NAICM)

 Ampliación de la Línea 9 del Metro (se hará un túnel que conecte la estación Tacubaya con la terminal Observatorio de la Línea 1)

 Ampliación de la Línea 4 del Metro (se construirán vías que conecten la terminal Martín Carrera a la eventual estación Tepexpan, en el Estado de México)

MOVILIDAD SUSTENTABLE

  Ciclovía Reforma III (Carriles confinados para bicicletas que siguen el trazo de Paseo de la Reforma, del cruce con avenida Hidalgo hasta Ricardo Flores Magón)

  Ciclovía Nuevo León (carriles confinados para bicicletas que siguen el trazo de la avenida Nuevo Léon, del cruce de avenida División del Norte e Insurgentes, hasta la Glorieta de las Cibeles)

  Carril Bus-Bici Eje 7 Sur (carril compartido con el servicio de trolebuses del Servicio de Transportes Eléctricos que cubre la ruta sobre Eje 7 Sur, de avenida Universidad a avenida Patriotismo)

  Carril Bus-Bici Eje 8 Sur (carril compartido con servicios concesioandos y del Sistema M1 que cubre la ruta del Eje 8 Sur, de avenida Insurgentes hasta Plutarco Elías Calles)

  Carril Bus-Bici Eje Central (carril compartido con el servicio de trolebuses del Servicio de Transportes Eléctricos que cubrirá la ruta de la Terminal de Autobuses del Sur a la Terminal de Autobuses del Norte, a través de Miguel Ángel de Quevedo, División del Norte y Eje Central).

PROYECTOS VIALES

Viaducto elevado Luis Cabrera

Ampliación de la Autopista Urbana Sur del entronque con el Viaducto Tlalpan al monumento a El Caminero)

Distribuidor Vial Calle 7-avenida Chimalhuacán.

PROYECTO DE MODERNIZACIÓN DEL CIRCUITO INTERIOR

Puente vehicular en el cruce de Circuito Interior con avenida Té

Puente vehicular en el cruce de Circuito Interior con avenida Tezontle.

Adecuación vial en el cruce de Circuito Interior con Oriente 106.

Construcción de carriles laterales en el cruce de Circuito Interior y calzada de Tlalpan.

Construcción de una rampa de desincorporación a la altura de Circuito Interior y avenida Molinos.

Túnel vehicular Mixcoac-Insurgentes.

Compartir