Donald Trump. Foto: AFP

Compartir

AFP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este jueves que su gobierno sí atiende el tema migratorio tras la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cerrar la frontera común y acusar a las autoridades vecinas de no hacer nada para frenar la migración. 

«Se está atendiendo el tema, estamos insistiendo en que deben atenderse fundamentalmente las causas que originan la migración», dijo López Obrador en su habitual conferencia de prensa matutina.


El mandatario dijo que su gobierno no quiere confrontarse con el de Trump y reiteró que para atender el fenómeno migratorio se deben crear oportunidades de empleo.

«Vamos a ayudar nosotros en todo lo que podamos, no queremos de ninguna manera confrontarnos con el gobierno de Estados Unidos», dijo.

El presidente Donald Trump reiteró esta mañana a través de su cuenta de Twitter su amenaza de cerrar la frontera con México, al que acusó de no hacer «nada» para frenar la inmigración hacia Estados Unidos.

México no está haciendo NADA para ayudar a detener el flujo de inmigrantes ilegales a nuestro país. Todo son conversaciones y no acción», tuiteó Trump y advirtió: «¡Puedo cerrar la frontera sur!».

«Del mismo modo, Honduras, Guatemala y El Salvador han tomado nuestro dinero durante años, y no hacen nada. A los demócratas no les importan esas MALAS leyes», escribió. 

Trump ya ha hecho en el pasado amenazas similares. En diciembre, en los primeros días del cierre del gobierno federal más largo de Estados Unidos, se comprometió a cerrar la frontera «por completo» si el Congreso no aprobaba fondos por cinco mil 700 millones de dólares para levantar un muro.

Los legisladores se negaron y Trump declaró una emergencia nacional para sortear el obstáculo del Congreso y desbloquear el dinero para cumplir una de sus principales promesas de campaña de construir un muro fronterizo.

La medida provocó la condena tanto de sus rivales demócratas como de sus correligionarios republicanos. Los opositores lo acusan de abuso de autoridad y de exagerar el problema de la frontera, además de crear un peligroso precedente.

LGG

Compartir