Foto: Martin BUREAU / AFP

Compartir

Redacción ejecentral

PARÍS, Francia. El compositor francés Michel Legrand, ganador de tres premios Oscar por su composición de bandas sonoras de clásicos del cine, murió este sábado en París a los 86 años.

Cuando se preparaba para volver a los escenarios, Legrand «murió en su casa a las 03:00 de la madrugada acompañado por su esposa, la actriz Macha Méril», dijo su responsable de prensa a la AFP.

A lo largo de una carrera de más de 50 años, Legrand, que también fue una figura importante en la historia del jazz, compuso inolvidables bandas sonoras para películas como «Los paraguas de Cherburgo», «Las señoritas de Rochefort», «Verano del 42» o «Yentl».

Sus composiciones también le valieron 17 nominaciones a los premios Grammy, y cinco pequeños gramófonos dorados.

En plena gloria, Michel Legrand decidió abandonarlo todo e instalarse en Estados Unidos en 1966. Henry Mancini, gran compositor de cine, le abrió las puertas de Hollywood y le dio una gran oportunidad: escribir la música de «El caso de Thomas Crown».

El tema principal de esta banda sonora, «The Windmills of Your Mind», le valió su primer Óscar en 1969.

Siguieron otras dos estatuillas a la mejor banda sonora original por «Verano del 42» (1972) y «Yentl» (1984).

A pesar de todos estos éxitos, Michel Legrand nunca se limitó al cine, y fue también cantante, pianista y compositor de jazz, música ligera o piezas clásicas.

No hago una carrera. Pruebo todas las disciplinas musicales con mucha seriedad y trabajo. Pero pruebo, siempre soy un alumno», dijo en 2009 a la AFP.

Inicialmente acompañante y arreglista para cantantes, Michel Legrand empezó a componer música para películas en los años 60 con la emergencia de la Nouvelle Vague francesa, trabajando para Agnès Varda, Jean-Luc Godard y, sobre todo, Jacques Demy.

Trabajó con algunos de los grandes nombres de la música y del cine, desde Ray Charles a Orson Welles, pasando por Jean Cocteau, Frank Sinatra, Edith Piaf, Clint Eastwood y Robert Altman.

Como algunos dioses hindúes, Michel es una persona multifacética y tenemos la impresión de que ninguna disciplina musical se le resiste», escribió el compositor Stéphane Lerouge como prólogo a la autobiografía de Michel Legrand publicada en 2013.

El día que hagamos un balance de su contribución a la música, descubriremos un creador que quizás Francia subestimó», advirtió entonces.

HOMENAJE A UN GRANDE 

En un comunicado, el presidente francés Emmanuel Macron, rindió homenaje el sábado a un «genio inagotable».

«Sus melodías inimitable que nos trotan en la cabeza y el zumbido en la calle se han vuelto como las cintas originales de nuestras vidas. Son hoy las melodías de una época. Condolencias sinceras a la esposa, a los niños y a los parientes de Michel Legrand.»

Las reacciones se multiplicaron desde el anuncio de su muerte, en particular dentro del mundo de la cultura.

El exministro de Cultura Jack Lang se despidió de un «músico-mago de mil y una partituras» que «será eternamente un Grande».

Agnès Varda por su parte se dijo tocada «en pleno corazón» y celebró «la aventura artística única» compartida entre el compositor y su marido Jacques Demy.

(Con información de AFP) MR.

Compartir