Foto: Cuartoscuro

Compartir

Jonathan Nácar

“Nos guste o no” el Ejército son los únicos capacitados para atenderla crisis de violencia en el país, así lo aseguró Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), al reconocer que el gobierno no cuenta con los recursos, el tiempo y la capacidad para que los mandos de la Guardia Nacional provengan de una institución como la Policía Federal; “tenemos que echar mano de lo que tenemos”.

“Necesitamos un cuerpo (de seguridad) más profesional, con un mayor sentido del deber y nos guste o no, con mayor disciplina, sin disciplina no hay eficacia en los cuerpos de seguridad (…) Estamos ciertos que con la Guardia Nacional lo vamos a lograr, pero requiere el complemento de las policías estatales y municipales, hacer policía desde abajo, capacitarlas; en paralelo estamos promoviendo un modelo nacional de policía para construir policiales locales con las capacidades que tiene la Guardia Nacional”.

En conferencia de prensa el titular de la SSPC lanzó el cuestionamiento para quienes han criticado que no sea designado un mando civil y no militar al frente de la Guardia Nacional, de la cual dijo se requieren mil mandos que no pueden implicar un formación de hasta 25 o 30 años como lo que implica la consolidación de coroneles en el Ejército: “pónganme sobre la mesa un nombre de un civil con el reconocimiento, capacidad y liderazgo para mover con eficacia a una organización como la Guardia Nacional, integrada de base con 50 mil militares, denme un nombre y se los arrebato”, exclamó.

Del abandono de la Policía Federal nació la GN

Aunque se reservó la cantidad de denuncias y los nombres de funcionarios que estarían implicados en actos de corrupción al interior de la Policía Federal, Durazo Montaño acusó que quienes hoy se “rasgan las vestiduras” y muestran su solidaridad con los federales inconformes no hicieron en su tiempo lo suficiente para dejar a la institución en el abandono que además de provocar su colapso incremento la inseguridad.

“Si la Policía Federal fue suficiente y con el personal adecuado no estaríamos en los niveles de inseguridad que hoy tenemos; no podemos caer en el jueguito de quienes quieren provocarnos, señalándonos como si nosotros hubiéramos sido los que abandonamos a la Policía Federal (…)

Lamentablemente a la Policía Federal se le abandono y llegó un momento que vimos escenas penosas como cuando eran expulsados de los hoteles donde se hospedaban porque había adeudo de dos o tres años pendientes, ¿qué moral puede tener un cuerpo de seguridad que los sacan por deudas, cuantos hotelitos del país tronaron, que era el ingreso familiar, porque el gobierno no les pago?, y todo eso sucedió por corruptelas, no había interés en apoyar a la Policía Federal sino que hacer trácalas o negocios”, acusó.

Si bien reiteró que el gobierno federal se mantiene abierto y dispuesto para atender las demandas de los policías federales que actúen por la vía institucional y de buena fe, ante “una autentica y legítima preocupación por el desconocimiento de sus derechos o la pérdida de su empleo”, aseguró que hay intereses que deslegitiman y lastiman la imagen de la institución.

“Nuestra conclusión es que hay beneficiaros de contratos y procesos administrativos viciados al interior de la Policía Federal que se están aprovechando de la legitima inconformidad que tienen algunos elementos, quienes por falta de información de nuestra podrían sentir que están en riesgo sus derechos; (pero) hay también la inspiración de beneficiarios de actos de corrupción históricamente al interior de la Policía Federal”.

Estos personajes o elementos vinculados a esos actos de corrupción, refirió el secretario Durazo Montaño, son identificados como instigadores u oportunistas de la circunstancia que legítimamente y de buena fe se ha gestado al interior de la corporación.

“No somos como otros gobiernos que juegan con cartas bajo la mesa, absolutamente no, queremos escucharlos, queremos que los buenos elementos estén en las mejores condiciones, creemos que la Guardia Nacional será una opción extraordinaria para construir una carrera policial de largo plazo”.

Compartir