Compartir

Redacción ejecentral

WASHINGTON, Estados Unidos.- La reforma fiscal presentada por el presidente Donald Trump ha sufrido un fuerte revés y no provino de clases poco privilegiadas, sino de cuatrocientos millonarios estadounidenses, entre ellos George Soros y Steven Rockefeller, que dirigieron una carta al Congreso para solicitar que no les sean reducidos los impuestos, pues consideran que que esto aumentará la desigualdad en el país y que afectará a servicios básicos.

“Les pedimos que se opongan a cualquier legislación que exacerbe aún más la desigualdad”, señalaron los miembros de la asociación Riqueza Responsable (“Responsible Wealth”) en la misiva que fue divulgada el lunes en la página web de la organización y que tienen previsto enviar esta semana.

La asociación, a la que pertenecen cientos de personas de la clase más alta de la sociedad estadounidense, como médicos, abogados y ejecutivos de grandes empresas, considera que el proyecto de Ley conllevaría “profundos recortes” en diversos “servicios fundamentales”, tales como la educación o la sanidad pública.

Ante las reticencias del partido Demócrata, la propuesta presentada por el partido Republicano no contempla reducir la actual tasa del 39.6 % que pagan las rentas más elevadas, pero sí incluye medidas que favorecen a las clases más altas, como la supresión del impuesto de sucesiones.

Asimismo, el proyecto, que fue presentado el pasado 2 de noviembre en la Cámara de Representantes, incluye una marcada reducción de la tasa impositiva a las empresas desde el 35 % actual al 20 %, y no contempla imponer un límite máximo a la aportación a los planes de pensiones, que está exenta de impuestos.

En la carta aseguran que la reforma de Trump beneficiaría de manera desproporcionada a ricos y a empresas con recursos además de critiar que de aprobarse este proyecto los millonarios podrían “transferir legados masivos a sus herederos” sin pagar impuestos.

La asociación recuerda al Gobierno que, en la actualidad, el 42 % de la riqueza del país recae en apenas un 1 % de sus hogares.

Los firmantes  piden al Gobierno que, lejos de aplicar esta reforma, les suba los impuestos para así “reforzar a la clase media y asegurar el éxito de la economía estadounidense”. 

Entre otros personajes que signaron la misiva también se encuentran la productora cinematográfica Abigail Disney y la diseñadora Eileen Fisher.(Con información de EFE). DA

Compartir