Foto: AFP / Archivo

Compartir

Redacción ejecentral

Odebrecht cedió ante las autoridades peruanas al firmar una acuerdo que contempla el pago de una millonaria multa de reparación civil y la cooperación en investigaciones por pagos de sobornos para ganar contratos para obras de infraestructura.

A cambio la compañía podrá seguir operando en Perú.

Dicho acuerdo podría llevar a la justicia hasta a cuatro expresidentes peruanos.

El Acuerdo celebrado con el Ministerio Público y la Procuraduría Pública, es el marco más importante de un amplio y profundo proceso de colaboración con las autoridades del Perú», señaló la empresa brasileña en un comunicado difundido en Lima.

El caso Odebrecht en Perú ha salpicado hasta ahora a los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

Todos ellos están bajo investigación de la fiscalía y el único que ha sido acusado formalmente es Toledo, sospechoso de haber recibido 20 millones de dólares en sobornos de la brasileña para adjudicarle la construcción de la carretera interoceánica.

Odebrecht se comprometió a ofrecer pruebas y testimonios de ejecutivos contra funcionarios y políticos que habrían recibido sobornos de al menos los últimos diez años.

La empresa pagará 182 millones de dólares y otra suma como reparación civil aproximadamente 200 millones de dólares. Los pagos se harán en 15 cuotas anuales, tal como acordó con autoridades de Estados Unidos y Brasil.

Por primera vez desde el inicio del caso, las autoridades del Estado –fiscales y procuradores– llegaron a un acuerdo comprensivo de colaboración eficaz que, si no es saboteado por los encubridores enquistados en el aparato fiscal y judicial, permitirá resolver el caso Lava Jato en el Perú», aseguró IDL Reporteros.

Mediante el acuerdo la fiscalía peruana se compromete a «no utilizar las informaciones confesadas para iniciar acciones contra Odebrecht o sus funcionarios».

La Fiscalía de Perú planea interrogar en Brasil a varios ejecutivos de Odebrecht, entre ellos al exjefe de la firma peruana Jorge Barata, quien ya declaró y permitió el inicio de las investigaciones en el país.

Los proyectos involucrados en los escándalos son una línea del metro de Lima, los tramos 2 y 3 de la carretera interoceánica Sur que une a Perú con Brasil, una autopista urbana entre Lima y Callao, y una autopista en el Cusco.

Perú ha pedido a Estados Unidos la extradición de Toledo, quien reside en California. Los casos de García, Humala y Kuczynski están en etapa de investigación en la fiscalía. Se presume que el acuerdo permitirá determinar si estuvieron involucrados en operaciones ilícitas.

Odebrecht admitió en 2016 en Estados Unidos, que desembolsó en Perú sobornos por 29 millones de dólares entre 2005 y 2014 (Con información de AFP) NR/EC

Compartir