Compartir

Redacción ejecentral

Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), pidió que en el análisis de las reformas que se pretender hacer al Sistema de Justicia Penal Acusatorio (SJPA), y en la prevención del delito se debe garantizar el respeto a los derechos humanos de víctimas e imputados y el debido proceso.

Durante de la reunión que sostuvo con la Comisión de Seguridad y Justicia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) este viernes, el ombudsman aseguró que la prisión preventiva es una restricción a la libertad, por lo que debe limitarse a quienes representen un riesgo para la sociedad.

En un comunicado, precisó que el análisis y las valoraciones al sistema requieren una visión objetiva e integral, pues la posibilidad de violentar los derechos humanos es muy alta si hay un uso indiscriminado y arbitrario de la prisión preventiva.

Asimismo, el titular del organismo destacó que el objetivo del SJPA no es suprimir la prisión preventiva, sino racionalizar su aplicación porque los resultados dependerán de la calidad y profesionalismo con el que actúen las autoridades.

Ante dicha situación, subrayó la necesidad de capacitar a los operadores del sistema: policías, Ministerios Públicos y jueces.

Respecto a la aprobación del Protocolo para la Coordinación entre el Mecanismo Federal para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, y las Unidades Estatales de Protección o los Mecanismos Locales; González Pérez llamó a los miembros de la Conago a estar abiertos a su actualización debido a que es preciso atender las las causas de las amenazas y agresiones que se llevan a cabo a estos grupos de personas, así como dar resultados. (Foto: @CNDH). KT

Compartir

error: Contenido protegido.