Fotos: shutterstock.com y lookfantastic.com

Compartir

Redacción ejecentral

El calor de esta temporada hace que el cabello no sea tan manejable, pero también la falta de humedad o exceso de ella provocan que la cutícula se abra y así se dañe. Por más que nos peinemos, si no hacemos algo, terminamos con una melena tan esponjada, que nos recuerda a la vedeja de un león. 

Elige un shampoo que lo controle y que sea libre de sulfato. Busca que tenga keratina y glicerina, estos ingredientes logran que el cabello se hidrate desde su interior y con ello evitas desde el principio del día, su expansión.

Acondicionar tu cabello es importante, por lo que después del shampoo, utiliza un producto que tenga los mismos ingredientes para que consolide el tratamiento.

Antes de peinarte, colócate unas gotitas de aceite que permita suavizar el cabello y evitar el frizz, una buena opción es Soin Oleo Relax de Kerastase antes de aplicar el protector térmico. Recuerda que sólo un bump es suficiente para ponerlo de medio cabello hacia las puntas y al final, en la raíz.

Trata de utilizar un cepillo con cerdas naturales, pues además de ayudar a pulir tu cabello, es la manera de conservarlo mucho más sano.

En una emergencia, si es que no controlaste el cabello y tu melena se expandió por el frizz, utiliza un poquito de crema corporal. Eso te ayudará a manejarlo otra vez.

Compartir