Foto: AP

Compartir

Redacción ejecentral

Ayer miércoles la policía británica informó que existen dos ciudadanos británicos hospitalizados en estado crítico en la ciudad de Salisbury quienes fueron expuestos al agente neurotóxico Novichok, el mismo con el que fueron envenenados un ex doble agente ruso y su hija este año en esa ciudad, dijo en un comunicado Neil Basu, de la agencia antiterrorista británica.

El hombre y la mujer, de 45 y 44 años respectivamente, identificados por un amigo como Charlie Rowley y Dawn Sturgess, se enfermaron el sábado en Amesbury, en el suroeste de Inglaterra, cerca de donde Serguei Skripal y su hija Yulia fueron encontrados en estado inconsciente el 4 de marzo.

Según Basu, no hay «ninguna prueba» que sugiera que el hombre y la mujer hospitalizados, hayan sido atacados adrede. «El riesgo para el público es bajo», aseguró.»La primera prioridad del gobierno es la seguridad de los habitantes de la zona pero como lo dijo claramente la agencia de salud pública, el riesgo para la población es bajo», declaró el ministro de Interior, Sajid Javid.

Ante estos hechos, Londres pidió explicaciones a Rusia, «Ha llegado el momento de que el Estado ruso dé un paso adelante y explique exactamente qué pasó», dijo el ministro de Interior británico, tras una reunión de emergencia del gobierno sobre este nuevo caso.

Es totalmente inaceptable que nuestros ciudadanos sean blancos deliberados o accidentales o que se vierta veneno en nuestras calles, nuestros parques y nuestras ciudades», añadió.

Por cielo, mar y tierra

La policía intentaba determinar este jueves cómo pudo estar expuesta la pareja de británicos al mismo agente nervioso que el empleado contra los Skripal.

Tras las nuevas pruebas llevadas a cabo con muestras de los pacientes, ahora sabemos que estuvieron expuestos al agente nervioso tras manipular un objeto contaminado», dijo la policía británica este jueves en un comunicado.

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que la policía «removerá cielo y tierra» para aclarar este nuevo caso de envenenamiento, que calificó de «extremadamente preocupante».

Que dos personas más estuvieran expuestas al Novichok en el Reino Unido es una pura evidencia extremadamente inquietante y sé que la policía moverá cielo y tierra en su investigación para determinar lo que sucedió», declaró May durante una visita a Berlín.

Por su parte, el ministro de Interior británico, Savid Javid, tras una reunión de emergencia del gobierno sobre este nuevo caso, indicó que «Ha llegado el momento de que el Estado ruso dé un paso adelante y explique exactamente qué pasó”.

Es totalmente inaceptable que nuestros ciudadanos sean blancos deliberados o accidentales o que se vierta veneno en nuestras calles, nuestros parques y nuestras ciudades», añadió.

La policía cerró al público varios de los lugares frecuentados por las víctimas el viernes y el sábado, incluidos una farmacia, un centro bautista y un parque de Salisbury. El albergue para personas sin techo fue evacuado.

«Estamos todos muy preocupados […] ¿Era algo procedente de aquí?», se preguntaba un residente que no quiso dar su nombre.

Rusia responde

Rusia pidió este jueves a la policía británica que no se mezcle en «sucios juegos políticos» después del envenenamiento de una pareja de británicos con el agente tóxico Novichok, que ya fue utilizado contra un exespía ruso.

Pedimos a las fuerzas del orden británicas que no cedan a los sucios juegos políticos iniciados por ciertas fuerzas en Londres, y a cooperar con las fuerzas del orden rusas con esta investigación», declaró en rueda de prensa Maria Zajarova, portavoz de la diplomacia rusa.

La portavoz Zajarova declaró que el gobierno británico debe pedir «disculpas» a Rusia y a la comunidad internacional por sus acusaciones contra Moscú. «El gobierno de Theresa May (…) tendrá que disculparse por todo lo que ha hecho, tanto ante Rusia como ante la comunidad internacional», declaró.

Acusó además a Londres de no haber aceptado jamás una investigación conjunta con Rusia sobre la utilización del agente neurotóxico contra Skripal.

Los Skripal

El pasado 4 de marzo, Serguei y Yulia Skripal fueron hallados inconscientes y hospitalizados en estado crítico en Salisbury tras tomar una cerveza en un pub y almorzar en un restaurante italiano. Ambos habían sido víctimas de un intento de asesinato con un agente nervioso.

Londres responsabilizó a Rusia del envenenamiento del exespía Serguéi Skripal, en aquella ocasión a lo que Moscú negó cualquier implicación.

Los Skripal fueron tratados durante semanas y finalmente se recuperaron y recibieron el alta médica. AFP

Compartir