Foto: Zach Gibson/AFP

Compartir

AFP

La amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles a México fue una «imprudencia» que podría dañar las relaciones bilaterales justo cuando los países de Norteamérica están finalizando un acuerdo comercial, advirtió el viernes la líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi.

«La amenaza del presidente no se basa en una política comercial inteligente, sino que tiene más que ver con una mala política migratoria de su parte», dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, luego de que Trump anunciara la imposición gradual de aranceles a México hasta que no detenga la inmigración ilegal y el tráfico de drogas hacia el norte.

Trump amenazó con aplicar medidas tarifarias a México el jueves, el mismo día en que inició el proceso de ratificación del T-MEC, el renegociado tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá que debe reemplazar al TLCAN vigente desde 1994.

Pelosi, que ocupa el tercer cargo más importante de Estados Unidos después de los de presidente y vicepresidente, es clave para la ratificación del T-MEC puesto que tiene el poder de establecer la fecha de la votación en la cámara baja.

Al criticar la amenaza de aranceles a México, Pelosi insistió en sus cuestionamientos a Trump por iniciar el proceso de ratificación sin consultar y desafiando a sus adversarios demócratas que aún tienen objeciones sobre el texto.

«Ayer (jueves), el presidente demostró su ignorancia de las políticas y los procesos que rigen nuestras relaciones comerciales, actuando de manera prematura para promover el T-MEC», se lamentó Pelosi este viernes.

«Esperamos que el presidente se una a nosotros en una reforma migratoria integral bipartidista, sea estratégico en nuestras relaciones comerciales y reconozca la importancia de la relación entre Estados Unidos y México», dijo la influyente demócrata en un comunicado.

Al menos seis aliados de Trump en el Senado advirtieron al mandatario de no dañar una relación comercial vital para Estados Unidos por asuntos fronterizos. 

«La política comercial y la seguridad fronteriza son temas separados», dijo el presidente del Comité de Finanzas del Senado, el republicano Chuck Grassley, reprochando el plan de Trump. 

«Esto es un mal uso de la autoridad arancelaria presidencial y contraria a la intención del Congreso», dijo.

Al igual que Grassley, el también senador republicano Joni Ernst señaló que la aplicación de nuevos aranceles a México perjudicaría el avance del T-MEC. 

«Si bien apoyo la necesidad de una seguridad fronteriza integral y una solución permanente a la inmigración ilegal, este no es el camino correcto», dijo.

MM

Compartir