Renato Sales Heredia, titular de la CNS (der), y Manelich Castilla (izq), titular de la Policía Federal. Foto: Cuartoscuro / Tercero Díaz

Compartir

Redacción ejecentral

Ocho personas, incluidos cinco menores de edad, sufrieron violaciones a sus derechos humanos por parte de la Policía Federal en Ciudad Victoria, Tamaulipas, por lo que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos envió una recomendación al titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia.

La dependencia informó tener evidencias que acreditan dichas violaciones en detrimento de tres adultos y cinco infantes, cuando personal de la PF actuó en contra de la inviolabilidad del domicilio en contra de los ocho individuos; del interés superior de la niñez en el caso de los cinco menores; de la legalidad, seguridad jurídica y libertad personas por detención arbitraria y retención, sin justificación alguna, de las tres personas adultas.

La comisión indicó que durante el incidente, uno de los adultos fue torturado, lo que se interpreta como una violación a la integridad personal y dignidad.

La investigación de la CNDH inició a partir de una queja establecida por la madre de dos de las mujeres afectadas. La Comisión de los Derechos Humanos del estado de Tamaulipas remitió la queja a la CNDH.

En ella, detalló que policías federales entraron al domicilio de la demandante, sin presentar una orden de cateo, y detuvieron a las tres personas adultas -sus dos hijas y su yerno-; su nieta de 6 meses; y la amiga de una de sus hijas, quien estaba acompañada de sus tres hijos, de 8, 12 y 13 años de edad.

Los agentes aprehensores trasladaron a las ocho víctimas a sus instalaciones, sin que prevaleciera la protección y cuidado de los cinco menores de edad.

La CNDH acreditó la detención ilegal de tres víctimas adultas, quienes permanecieron retenidos durante más de 13 horas de forma injustificada en custodia de las personas que los detuvieron y fueron presentadas ante el Ministerio Público de la Federación.

Además, una de las víctimas fue objeto de actos de tortura por parte de los elementos de la Policía Federal, motivo por el cual fue trasladado a un hospital, en donde fue diagnosticado con un sangrado en la cavidad pulmonar (hemotórax).

Ante estas violaciones, la CNDH llamó a Sales Heredia a agregar a los ocho agraviados al Registro Nacional de Víctimas para que se proceda a la reparación del daño, incluyendo la atención psicológica y una compensación, mediante la recomendación 27/2018.

Otro de los puntos de la recomendación pide que la Procuraduría General de la República (PGR) determinar la responsabilidad de las irregularidades cometidas por los policías federales.

En el documento, la dependencia agregó que el personal policial deberá recibir una capacitación en materia de derechos humanos así como proporcionarles equipos de videograbación y audio que permitan evidenciar que las acciones llevadas a cabo durante sus operativos se apegan a los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos. DC

Compartir