Compartir

Redacción ejecentral

La Procuraduría General de la República (PGR) está retrasando la entrega de información sobre la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, dentro del llamado caso Iguala y las conversaciones obtenidas por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), en las que se da cuenta del papel que tuvieron líderes del cártel Guerreros Unidos, señaló Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Tras rendir su informe de labores en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el ombudsman nacional refirió que desde hace un par de semanas, ejecentral hizo públicas las conversaciones que mantuvieron presuntos integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos desde Chicago, Estados Unidos, con otros miembros en la ciudad de Iguala.

Están retardando la entrega de la información, nos están haciendo copiarla (a mano)”, dijo el ombusdman cuando ya se publicó “por filtraciones que hubo de estos diálogos”.

González Pérez mencionó que su acceso a la información no ha sido fácil y aún les faltan 300 páginas de datos relacionados con la investigación de la PGR.

El gobierno de Estados Unidos entregó a su par mexicana, en noviembre pasado, las transcripciones de mensajes telefónicos de al menos 11 números celulares de los líderes de Guerreros Unidos que la DEA mantenía interceptados, como parte de una investigación sobre narcotráfico, que realizó entre el 24 de septiembre hasta el 6 de octubre de 2014.

La agencia antidrogas estadounidense había identificado desde 2013 a Guerreros Unidos por lo peligroso de sus operaciones de trasiego de droga. La DEA descubrió que introducían a Estados Unidos heroína y fentanilo —un químico que ha generado una crisis de salud— por Chicago, por lo que en abril de 2014 empezó a dar seguimiento a sus líderes a través de sus mensajes de texto en sus BlackBerry.

En ese momento en México, ninguna de las instituciones federales contaba con un diagnóstico actualizado sobre el control que Guerreros Unidos mantenía en por lo menos 10 municipios principalmente de Guerrero, pero también en Morelos y el estado de México, y su capacidad operativa, financiera y logística.

Condena violencia electoral; llama a resolver sin dividir

Ante la violencia que se vive en el marco del actual proceso electoral que hasta este martes ha cobrado la vida de 60 actores políticos, el ombudsperson nacional Luis Raúl González Pérez, condenó los hechos y llamó a encontrar salida a los problemas del país sin recurrir a la violencia y división, al rendir su informe ante la Corte.

Aseguró que México no puede sucumbir en la coyuntura de ningún proceso electoral. Dijo que los ejercicios democráticos deben ser para encontrar vías de salida a los problemas que enfrentamos y no rutas sin salidas de violencia, intolerancia y división.

También demandó a las fuerzas políticas a elevar el nivel de la discusión, para que todos los sectores sociales puedan ver propuestas de debates en los que se confronten ideas y no personas.

González Pérez, señaló que todo esto debe ser para un mejor proceso electoral, y que permita dar cumplimiento de la ley.

Es importante, dijo, que los mexicanos y mexicanas tengamos claras las plataformas electorales desde una perspectiva ajena a la polarización, por lo que exhortó a dejar los discursos de odio, que solo dividen y polarizan.

Compartir