Compartir

Redacción ejecentral

La comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que no puede soslayarse el escenario de violencia e inseguridad que se vive en Guerrero, principalmente en Tierra Caliente, Acapulco, Chilapa, Chilpancingo e Iguala.

El organismo indicó que esta violencia, se suman a la corrupción y colusión de algunas autoridades con la delincuencia organizada, lo que ha derivado en un importante número de homicidios, personas desaparecidas y desplazamiento forzado.

Ismael Eslava Pérez, Primer Visitador General de la CNDH, llamó a los tres niveles de gobierno a realizar acciones urgentes e inmediatas para atender y resolver el problema estructural.

Aseguró que la implementación de La Ley General en violencia y seguridad, y la localización de personas desaparecidas son temas de la agenda de derechos humanos que se deben atender de manera prioritaria y darles continuidad en las próximas administraciones.

Compartir