Alonso Ancira y Emilio Lozoya. Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Dentro del gobierno hay cierta molestia contra el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, porque consideran que haber anunciado que congelaba las cuentas del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, y del dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, los puso en alerta de que una acción de mayor envergadura venía sobre ellos. Don Alonso, dicen los que saben, no dudó. Tomó su Grumman Gulfstream V, subió a seis escoltas y se fue a España. No sabía que ya lo estaba vigilando la Policía Ministerial, por lo que al ver que se desplazaba a Estados Unidos, pusieron en alerta a Interpol, que lanzó la ficha roja y en cada momento se supo dónde estaba hasta capturarlo, en Palma de Mallorca, la policía española. Eso sí, le dio tiempo para preparar su defensa y que su regreso a México, si se da en algún momento, no sea rápido.

Compartir