Víctor Sánchez Baños

Si me quitan la angustia, qué me queda

Amado Nervo, 1870-1919; poeta y escritor mexicano

En la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, presidida por el morenista Manuel Rodríguez, no le encuentra la cuadratura del círculo a la iniciativa de Andrés Manuel López Obrador para centralizar el poder en una sola persona, el director general, Octavio Romero Oropeza, todas las decisiones importantes.

Así acaba con un consejo de administración que repartía responsabilidades, por una parte, y generaba un marco de mayor transparencia, aunque insuficiente.

Oropeza, el financiero y amigo personal de Andrés Manuel López Obrador, tendría bajo su control todas las empresas de la paraestatal, incluida PMI, Comercio Internacional, ubicada en el piso 20 de la Torre de Pemex, y que no está obligada a proporcionar información al público al considerarse una empresa privada que no está ubicada fiscalmente en México, sino en Europa. Esto, a pesar de que cuenta con el 50% de acciones de Pemex y maneja todos los negocios internacionales de la petrolera.

Toda esta historia te la hago, ya que la decisión de AMLO de centralizarla puede convertirse en otra caja de dinero a disposición del partido en el poder, como ha ocurrido a través de nuestra historial. Esto ocurrió en Venezuela, a la llegada de Hugo Chávez, quien centralizó la administración en un solo personaje. Nicolás Maduro, entregó el control de PDVSA a un general, Manuel Quevedo, con el objetivo de incrementar 1 millón de barriles diario, lo que no logró y, al contrario, cayó en esa medida. Antes de las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump, la empresa estaba quebrada. Hoy, ni siquiera puede captar dinero de las gasolinerías en EU.

La brasileña Petrobras, vendió 283 mil millones de dólares en 2010 (¡5 billones de pesos!; el presupuesto anual de México), lo que la convirtió en la segunda petrolera más productiva detrás de la estadounidense Exxon, con lo que cerró el gobierno del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

A la llegada de otra izquierdista, Dilma Rousseff, inició la caída de la producción, pero en 2017 se desplomó de la posición 24 a la 399 del ranking general de la revista Fortune. En el gobierno de Dilma, en 2014 Petrobras sufrió su primer déficit de casi 10 mil millones de dólares, que se repitió en 2015. A la llegada de Michel Tremer, del centrista PMDB, trataron de rescatar la empresa mediante privatizaciones. Pero, el daño es más profundo.

El origen es el uso de clientelismo político de los recursos petroleros. Así ocurre en Venezuela, lo que acabó con su economía, ya que los gobiernos de los socialistas Chávez y Maduro, regalaban dinero y no lo utilizaban para generar condiciones de productividad. En Brasil, lograron frenar a la socialista Rousseff, quien usó el dinero para lograr afianzar su partido y el de Lula, Partido de los Trabajadores. Los brasileños se dieron cuenta que el regalo de dinero, para mantener una clase o un partido en el poder, implica la quiebra de la fuente más importante de recursos de esas naciones y, por ende, la de los países enteros.

El panorama para Pemex es triste, ya que aunado a los graves errores de los directivos que no tienen argumentos para convencer a inversionistas internacionales, pero especialmente al “selecto club” de petroleros, es de total desconocimiento de la industria, y el posible uso político de los recursos petroleros, llevarían a la quiebra no sólo a la paraestatal, sino al país entero.

PODEROSOS CABALLEROS: Para cerrar con broche energético, López Obrador se lanzó ayer contra los “organismos autónomos”, como la Comisión Reguladora de Energía, que recientemente criticó las propuestas presidenciales de aspirantes a formar parte de ese organismo. Acusó y presentó presuntas pruebas contra Guillermo García Alcocer, actual presidente de ese organismo, de “conflicto de intereses”. La crítica que hizo es que AMLO proponía a muchos técnicos en hidrocarburos y pocos en temas eléctricos. *** Es un escándalo en Nuevo León, que el líder del PT, Alberto Anaya, es el principal beneficiario de concesiones de guarderías. Ese, dicen a las faldas del Cerro de la Silla, que esa es la principal fuente de ingresos de Anaya. Imagine, dicen, que deja más dinero que la franquicia del Partido del Trabajo. ¡Wow!

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: El gran golfista Tiger Woods estará en México para jugar en el WGC-MexicoChampionship, del 20 al 24 de febrero en el Club de Golf Chapultepec. Se trata de uno de los eventos más importante del mundo del golf, que en su tercera edición llegará a nuestro país, impulsado por un apasionado de este deporte: Benjamín Salinas Sada, Ceo de Tv Azteca.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

Compartir