Víctor Sánchez Baños

El recurso final del hombre destruido es el delito.

Ugo Foscolo, 1778-1827; poeta italiano

Ante la sospechas que la detención de Juan Collado, el abogado de los potentados como Diego Fernández de Cevallos, Carlos Salinas, Enrique Peña Nieto, Carlos Romero Deschamps, fue un mensaje político a quienes están fastidiando a la 4T desde los oscuros rincones de la plutocracia, la Unidad de Inteligencia Financiera, que encabeza Santiago Nieto, revisa escrupulosamente las operaciones bancarias y financieras de más de doscientos socios que presuntamente utilizar los servicios para lavado de dinero.

Aunque los nombres no se divulgan, es muy claro que se encuentra varios directivos, así como socios que prestan dinero y captan efectivo. Una excelente forma de lavar recursos, comentan especialistas a este reportero.

Alrededor de 11,500 mil millones de pesos, los maneja Libertad Servicios Financieros, considerada la más poderosa de esas instituciones financieras llamadas Sofipos. El índice de morosidad de esta financiera está alrededor del 14%, considerada una de la más altas del sector financiero nacional.

De la cantidad de dinero que tiene en circulación, se revisa el origen de la misma, así como la identidad de los socios, quienes no sólo deben demostrar que existen, sino el legítimo origen de sus recursos. Esto sólo para las cuentas con más de un millón de pesos.

Libertad es de gran tamaño y a pesar que está envuelta en un escándalo menor, de la venta irregular de un edificio, que ahora de un problema civil se convirtió en penal y con aristas políticas, el denunciante, Sergio Bustamante, no busca ir contra los que mencionó en su denuncia a Carlos Salinas, Enrique Peña, así como al gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez y a muchos más. Lo que quiere es exhibir a decenas, quizá cientos, de socios que no demuestran el origen lícito de su dinero.

Si quitamos el morbo político, este golpe pone en riesgo a esa Sofipo y a más de 2 millones de sus socios, cuyos ahorros, podrían convertirse en el objetivo de Hacienda, para revisar el origen de cada centavo. De la mano, muchos socios de buena fe podrían perder su dinero.

PODEROSOS CABALLEROS: Andrés Conesa, presidente de Aeroméxico buscó al secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú para alertar a las autoridades mexicanas sobre el arribo de la aerolínea Emirates, de Emiratos Árabes Unidos, con una ruta que hace escala en Barcelona. Esa alerta es por que la aerolínea árabe trabaja con fuertes subsidios de su gobierno. Eso la convierte en costeables. Mientras las autoridades fueron alertadas ante la inminencia del primer viaje de Emirates, que sería a mediados de agosto, la aerolínea mexicana, suspendió 5 rutas internacionales, para enfocar sus esfuerzos en Barcelona. Los destinos que serán cancelados son Liberia (Costa Rica), Belice, Punta Cana (República Dominicana), Guayaquil (Ecuador) y Cali (Colombia). El cese de operaciones de las seis aeronaves y la falta de una adicional que se entregaría en este periodo, presionaron en los resultados de la compañía. La semana pasada reportó una pérdida de 1,106 millones de pesos en el trimestre y una baja de 2.6% en sus ingresos. Conesa estima una reducción de 3% a 4% en su capacidad total para el cierre del año. Emirates que preside Timothy Clark, niega los subsidios. *** Grupo México, de Germán Larrea, quiso justificar su larga estela de accidentes con sustancias tóxicas que afectan el ecosistema, mediante un boletín que descalifica cualquier señalamiento de daño. El caso de Manzanillo, donde se fugó y cayó al mar ácido sulfúrico asegura que “no es una afectación al ecosistema”. Entonces, ¿cómo se le llama a eso? Seguramente murieron especies por ese derrame, pero Larrea quiere insultar la inteligencia de los observadores. Si hubo daño, como el ocurrido en el Río Sonora y otros ocurridos en sus actividades mineras. No hacerse responsable y reparar el daño, es simplemente capricho de un rico todo poderoso. El mismo que ocurrió con los mineros muertos en Pasta de Conchos. Si no, pregúntele a Napoleón Gómez Urrutia, alias “Napito”.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: El grupo hotelero Piñero, presidido por Isabel García Lorca, y liderado por Encarna, Isabel y Lydia Piñero, encontró la fórmula que le ha costado trabajo instrumentar al gobierno mexicano para atacar el sargazo. Puso en marcha un Plan de Gestión Integral del Litoral en México, República Dominicana y Jamaica, con el objetivo principal de restablecer el equilibrio natural de la dinámica costera. Se trata del uso de tecnología y prácticas novedosas para atacar los principales problemas ambientales, que, en sus primeras semanas de funcionamiento ya ha reducido en un 95 % la presencia de sargazo en las playas mexicanas en que están enclavados los 4 establecimientos de Bahia Principe Hotels & Resorts en la Riviera Maya, uno de los grandes problemas ambientales de la zona. Tienen el apoyo técnico de empresas de consultoría ambiental e ingeniería, universidades y su Fundación Ecológica Eco-bahia, que evaluarán la implantación y efectividad de las medidas.

Escúchanos en MVS Radio (102.5 FM) de 21 a 22 hrs. de lunes a viernes en Poder y Dinero Radio.poderydinero.mx vsb@poderydinero.mx @vsanchezbanos

Compartir