Detención de Marco Antonio. Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Marco Antonio Sánchez, de 17 años, fue detenido y golpeado por agentes de la Policía de la Ciudad de México en las inmediaciones del Bachilleres 1 y la estación del Metrobús El Rosario, desde las cuatro y media de la tarde del pasado martes 23 de enero y hasta el sábado nada se sabe de su paradero.

La familia del estudiante de la Prepa 8 Miguel E Schutlz, de la UNAM denuncia negativas de las autoridades para darles información de los agentes y de las cámaras de video, y que cuatro días después de su desaparición no lo pueden encontrar.

Este sábado fueron atendidos por la Fiscalía Antisecuestro de la Procuraduría General de Justicia capitalina, pero nada en concreto sobre su paradero les pudieron dar. Aunque ellos denuncian un caso de desaparición forzada a manos de los agentes.

Al amigo con quien Marco Antonio se había quedado de ver el martes, los policías de “Unidad Hormiga” en Atzcapotzalco le aseguraron que lo llevarían a la agencia 40 del Ministerio Público, en dicha demarcación, a donde llegó la familia en su búsqueda pero él jamás apareció. En Facebook, el usuario Carlos Burack señaló que Marco nunca fue presentado ante el MP.

Al ver que no aparecía, entonces la familia quiso levantar un acta por la desaparición, pero los agentes ministeriales se negaron argumentando que debían esperar 48 horas para ello.

La UNAM y organizaciones se sumaron al reclamo y exigencia de la presentación con vida del alumno de la Prepa 8 y urgieron al gobierno de Miguel Ángel Mancera una investigación exhaustiva de los hechos y castigo a los responsables.

Policías presentados declaran que “lo soltaron” 

Tras darse a conocer en redes sociales las denuncias de la desaparición del adolescente de 17 años a manos de policías capitalinos, la Secretaría de Seguridad Pública local informó a última hora del viernes que fueron puestos a disposición los agentes responsables de la detención del estudiante.

En un comunicado de apenas dos párrafos, la corporación de seguridad no detalló los nombres de los agentes involucrados ni aportó más datos acerca de las investigaciones; sin embargo, aseguró que están dispuestos a colaborar en la búsqueda de Marco Antonio.

La Fiscalía Antisecuestro de la PGJ CDMX informó el sábado a los familiares de Marco, que en su declaración los policías aseguraron que tras la detención “soltaron” al estudiante, pero no precisaron en dónde.

¿Que ocultan?, cuestiona la familia

Con pancartas se manifestaron familiares y amigos de Marco Antonio este sábado en las afueras de la Fiscalía, en Azcpotzalco.

Es una zozobra muy grande la que estamos pasando, decimos que nos lo entreguen, vivo se lo llevaron estos cuates y vivo nos lo tienen que entregar”, aseguró el padre de Marco Antonio.

La familia que habita en la delegación Magdalena Contreras cuestiona a la autoridad del porqué les ocultan datos. Si bien ya existe una carpeta de investigación, a ellos hasta ahora no se les ha permitido tener acceso a los nombres de los policías involucrados, su número de placa o de la patrulla en que se lo llevaron.

“Parece como si se lo hubiera tragado la tierra, porque ellos (los policías) dicen ‘lo bajamos'”, asegura Magnolia, su hermana.

Tomaba fotos a un grafiti

De acuerdo con la carpeta de investigación sobre el caso, Marco Antonio Sánchez Flores, estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria Número 8 de la UNAM, se reuniría con un amigo el martes pasado en las inmediaciones de la terminal de Metrobús El Rosario.

Al llegar al lugar, Marco Antonio se interesó en un grafiti pintado en una pared cercana, en las inmediaciones del plantel 1 del Colegio de Bachilleres, por lo que se dispuso a tomar una fotografía, para lo que incluso pidió a otra persona que transitaba por el lugar que posara para la cámara, a lo que accedió sin dudarlo.

Fue en ese momento cuando agentes de la Policía capitalina se acercaron al sujeto y le aseguraron que lo querían asaltar, lo que Marco negó insistentemente; sin embargo, ante los señalamientos de los oficiales, el joven optó por correr a la estación de Metrobús.

De acuerdo con el testimonio del amigo de Marco, identificado como Bernardo, dos oficiales persiguieron al joven y pidieron apoyo a otros dos agentes, tras lo cual lograron detenerlo y comenzaron a golpearlo.

Tras la agresión, los policías subieron al menor a una patrulla, por lo cual Bernardo les pidió  que también se lo llevaran a él, lo que no sucedió. Desde ese momento nada se sabe del paradero de Marco Antonio.

En redes sociales se ha iniciado una campaña para exigir la presentación con vida del estudiante, a la que se suman ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil con los hashtag #DondeEstaMarcoAntonio #MarcoAntonioConVIDA.

Para este domingo se ha convocado una concentración en el Ángel de la Independencia a las 13:00 horas en exigencia de su aparición.

marcoantonio_concentracion645213_n
(Con información de Proceso y Reforma). MR/EC

Compartir