Compartir

ejecentral

No falta mucho para que empiecen a ser descartados jugadores en la lucha por las dos cadenas de televisión abierta que serán licitadas. Dicen los que saben que de los siete empresarios que buscan una de ellas, dos perfilan para ser eliminados. Uno es Germán Larrea, presidente del Grupo México, metido en serios problemas de imagen por el desastre ecológico que hizo recientemente una de sus minas en Sonora, y porque ante a negativa de querer indemnizar afectados, tuvo que venir un ultimátum del gobierno para que lo hiciera. O sea, sus bonos son negativos. El otro es Francisco Aguirre, el jefe de Radio Centro, a quien estiman bien en el gobierno pero tiene algo que los otros no: carencia de dinero. Oséase, don Pancho Aguirre sólo parece estar blufeando, a menos que quiera subirse con algunos de los sí tienen recursos de verdad para participar.

Compartir