Compartir

Redacción ejecentral

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó la estimación de crecimiento económico para el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de 2.5 a 2.3 por ciento en 2019.

Además, el organismo disminuyó su expectativa de crecimiento para este año, de 2.2 a 2.1 por ciento.

En los resultados de la Consulta del Artículo IV para 2018, el FMI señaló que “Persiste la incertidumbre asociada con el entorno económico global y las políticas de la administración entrante”.

Y señaló que los principales retos del país son el de reducir la pobreza y la desigualdad, además de mantener la lucha contra la corrupción y el crimen.

Aseguró  que la próxima administración Federal heredará una economía estable y resiliente, con finanzas públicas sanas, gracias al proceso de consolidación fiscal de los últimos dos años.

Este proceso, agregó el Fondo en su evaluación de la situación económica y perspectivas de México, ha ayudado a revertir la tendencia creciente en la razón de deuda pública a Producto Interno Bruto (PIB) y ponerla en una trayectoria descendente.

De igual forma, destacó que el próximo gobierno coincide en que unas finanzas públicas sólidas, estabilidad macroeconómica y una política monetaria independiente, son pilares para una economía resiliente frente a choques del exterior, así como un ingrediente clave para un crecimiento económico sostenible. MAAZ

Compartir