Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Armando Martínez, rector de la Universidad del Pedregal, indicó que existen omisiones por parte de las autoridades en el caso de Norberto Ronquillo.

El estudiante fue secuestrado dos días antes de graduarse de la licenciatura en mercadotecnia, a pesar de que sus padres pagaron el rescate, su cuerpo fue encontrado muerto el pasado 10 de junio en un predio baldío de Xochimilco.

“¿Por qué si hay una llamada de auxilio no se activaron todas las cámaras de seguridad? ¿Por qué no activaron un protocolo? (…) la indiferencia es lo que mató a Norberto”, expuso el rector en entrevista con Raymundo Riva Palacio para Estrictamente Personal.

Martínez señaló que el primo de Norberto Ronquillo  encontró el Yaris blanco en el que el estudiante viajaba y “de inmediato pide auxilio al 911”.

“El 911 manda una patrulla de la Ciudad de México, encuentran el vehículo, ven las llaves; la familia les dice que se trata de un secuestro y en lugar de que ponga todas las cámaras, buscar vehículos, simplemente le dicen ‘joven vaya y presente  su denuncia’, en ese tiempo pasan dos horas y cacho”, dijo el rector.

“Si llamamos al 911 es para pedir auxilio, no para pedir burocracia”, sentenció Armando Martínez.

Armando Martínez señaló que no están interesados en la renuncia de la jefa de gobierno o de otros funcionarios sino en que exista un funcionamiento más efectivo en la Procuraduría para que casos como el de Norberto no se repitan.

El rector de la institución dijo que existe una deshumanización en la policía, una incredulidad y una serie de procesos burocráticos que desencadenaron omisiones.

NR

Compartir