Compartir

Jonathan Nácar

En el primer mes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador el índice de secuestros en el país bajó 22.5% al comparar los 127 secuestros del mes pasado con los 164 delitos que se registraron en diciembre de 2012, en el arranque del sexenio de Enrique Peña, informó Isabel Miranda de Wallace.

Al dar a conocer su acostumbrado informe mensual sobre el comportamiento del secuestro en México, la presidenta de Alto al Secuestro detalló que las estadísticas de ese delito en diciembre de 2018 en comparación con el mes inmediato anterior aumentaron las víctimas un 3.4% y la cantidad de secuestros subió 0.7% con sólo un caso más, y en ese mismo periodo disminuyeron 11.7% la cantidad de detenidos por ese delito.

La activista aplaudió que el gobierno de López Obrador haya ratificado a Patricia Bugarín como titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase), lo cual consideró, como “muestra de que hay voluntad por darle continuidad y seguir combatiendo la incidencia de secuestro”, y reveló que, en la pasada administración, es decir de 2013 a 2017 el secuestro fue el único delito que logró disminuir al bajar un 42.7 por ciento en ese periodo.

Miranda de Wallace informó que en diciembre pasado hubo 127 secuestros con 151 víctimas, y un total de 135 detenidos por ese delito, siendo los estados con mayor incidencia el de México con 37 casos, Veracruz con 18 y la Ciudad de México con nueve incidencias.
Pese a esa disminución en la incidencia de secuestros la presidenta de Alto al Secuestro hizo un llamado al gobierno federal para que se homologuen los procesos y rendición de cuentas por parte de los gobiernos estatales.

En ese sentido acusó que con los cambios de gobernadores hubo rotaciones de titulares en al menos siete titulares de las unidades antisecuestro lo cual dijo «no es normal» pues, aseguró, se estaban nombrando al frente de esas unidades a gente que no necesariamente tenía la preparación suficiente, entre los estados con esa situación se encuentra: Veracruz, Ciudad de México, Tabasco, Tamaulipas y Chiapas.
¿Y las víctimas?

Luego de asegurar que en esta administración no percibe alguna nueva estrategia en materia de combate al secuestro, y por el contrario, hay una creciente preocupación por la rotación de personal en las unidades antisecuestro y la falta de compromiso en algunos estado, la activista insistió en que se hagan los cambios necesarios en el marco de la implementación del sistema penal acusatorio para evitar la llamada “puerta giratoria”.

Esto respecto al llamado al gobierno para que transparente el modelo con el cual se está dando la liberación de las personas denominadas como ‘presos políticos’, pues aseguró que no se están tomando en cuenta a las víctimas porque como sociedad “no podemos permitir que se libere de su responsabilidad que está enfrentando un proceso jurídico”, aseveró.

“Hacemos un llamado al Presidente Andrés Manuel López Obrador, a que transmita a su gabinete, el dar un trato digno a las víctimas, ya que estas deberían ser su prioridad y no estar enfocados únicamente en atender a los acusados por supuestas violaciones a derechos humanos”, indicó la excandidata a la jefatura de gobierno de la ciudad de México.

Sobre el debate entorno a la Guardia Nacional dijo que no estaba de acuerdo en que se otorgara permanentemente el mando de la seguridad pública a los militares, y cuestionó el por qué no se fortaleció mejor a la Gendarmería Nacional porque el lanzamiento de esta Guardia Nacional dijo, es una «medida drástica en la que no estamos de acuerdo que no se tome en cuenta la Constitución».

Compartir