Compartir

Redacción ejecentral
Foto AP

Foto AP

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, fue reelegido para continuar en el cargo a partir del próximo enero, cuando se conformará la nueva sesión del Legislativo, y comience la administración de Donald Trump.

«Es un tremendo honor ser nombrado por mis colegas para servir como presidente de la Cámara. Ahora es tiempo de trabajar a lo grande», dijo Ryan en Twitter, minutos después de conocerse el resultado.

La continuidad de Ryan como presidente de la Cámara Baja se confirmará formalmente en enero, cuando se someta su cargo a la votación de los legisladores.

Deberá ganar entonces al menos 218 votos, lo que previsiblemente será un mero trámite dada la amplia mayoría con la que cuentan los conservadores.

En una rueda de prensa previo a su reelección, Ryan prometió que el presidente electo y el liderazgo del Congreso trabajarán unidos y supondrán «un mejor camino» y «mejores días por llegar» para el país.

El legislador por Wisconsin, más ligado a la vieja guardia del partido, tendrá que lidiar con Stephen Bannon, un ultraconservador y supremacista blanco al que Trump ha nombrado como su principal estratega, y quien durante años ha sido un duro crítico de Ryan.


 

Compartir