Compartir

Redacción ejecentral

La llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus la próxima temporada en Italia ha provocado que las acciones del equipo sufran una fuerte caída, además de que empleados de FIAT, propiedad de la familia Agnelli, dueña también del club turinés, y cuyos salarios han congelado por años, consideren el fichaje inaceptable.

Las acciones del equipo cayeron un 5,18% en la Bolsa de Milán debido a que los inversores están vendiendo sus acciones para lograr beneficios tras la subida registrada en las últimas semanas por los rumores sobre el fichaje de Cristiano Ronaldo y su posterior confirmación.

Al cierre de la jornada, la acción del club de Turín cedió un 5,18%, situándose a 0,8515 euros.

Desde el 28 de junio, cuando los rumores del posible traspaso de Ronaldo comenzaron a tomar amplitud, hasta el anuncio oficial, el martes por la noche, la acción había subido un 37,7%.

Según los analistas de Banca Imi, la llegada de Ronaldo permitirá un reforzamiento de la marca Juventus a nivel mundial.

“La Juventus se beneficiará en sus ingresos de un aumento de la venta de entradas, que estimamos en 5-7 millones de euros suplementarios por temporada, y en general de todas las actividades ligadas a la marca, como el ‘merchandising’ y el ‘sponsoring'”, añaden.

Por su parte, trabajadores de la automotriz en Melfi anunciaron una huelga entre la tarde del 15 de julio y la mañana del 17 de julio.

“Es inaceptable que mientras la compañía sigue pidiendo a los trabajadores de FCA y CNHI (otra empresa perteneciente a la familia Agnelli) enormes sacrificios a nivel económico, la misma decida gastar cientos de millones para el fichaje de un futbolista”. Con información de AFP. RB

Compartir