Compartir

Redacción ejecentral

La tarde del 12 de junio, Norma Sarabia Garduza fue asesinada cuando se encontraba con un familiar frente a su domicilio, un vehículo se detuvo frente a ellos y abrió fuego. La organización Reporteros Sin Fronteras pide a las autoridades mexicanas que tomen medidas urgentes para reforzar la protección de los comunicadores.

La periodista cubría temas policiales y criminales para varios periódicos de la región como Cambio de Puebla, Sol del Sureste, Presente.mx o Tabasco Hoy, en el que escribía desde hace 20 años.

Héctor Tapia, director de Tabasco Hoy aseguró que Norma que ya había recibido amenazas relacionadas con sus artículos. En especial en 2014, después de publicar informaciones que implicaban a policías tabasqueños en un secuestro.

Sarabia había presentado una denuncia ante las autoridades federales contra Héctor Tapia Ortíz y Martín Leopoldo García de la Vega, director y subdirector  respectivamente de la policía municipal de Huimangillo, y había pedido medidas de protección. Se abrió posteriormente una investigación, que se cerró finalmente en 2016.

Reporteros Sin Fronteras confirmó que el mecanismo de protección no la tenía incorporada a pesar de las amenazas recibidas. El vocero de la Fiscalía del estado de Tabasco, Ricardo Jaciel Rivera, aseguró no haber recibido ninguna denuncia de amenazas.

«La posible implicación de representantes del poder local de Tabasco en esta odiosa ejecución justifica que la Feadle (Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión) atraiga el caso», afirma Emmanuel Colombié, responsable de la oficina de América Latina de Reporteros sin Fronteras.

«Además, ante el aumento de casos de violencia contra la prensa desde la investidura del Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, con al menos ocho periodistas asesinados, el Gobierno debe tomar urgentemente medidas para reforzar la protección de los periodistas en el país, y en particular en los estados contaminados por el crimen organizado y la corrupción, como Veracruz y Tabasco», añade.

El mismo 12 de junio, en Veracruz, dos individuos secuestraron a Marco Miranda Cogco, periodista de Notiver, Televisa y fundador de Noticias A Tiempo, cuando acompañaba a sus hijos a la escuela. Fue liberado 17 horas después. Tras su privación de la libertad, su esposa indicó a la prensa local que su marido había recibido amenazas de Eric Cisneros Burgos, Secretario de Gobierno del estado.

Este último supuestamente habría intentado sobornar al periodista para que publicara artículos positivos sobre él, y en su defecto le habría amenazado con un » ya sabía lo que le pasaría».  Marco Miranda Cogco había rechazado la propuesta y acababa de publicar información que comprometía a agentes del gobierno local de Veracruz. Su protección y la de sus familiares deben ser la prioridad de las autoridades federales y locales.

Norma es la sexta periodista asesinada en México en lo que va del año 2019, tras Francisco Romero Diaz, Telésforo Santiago Enríquez, Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, Rafael Murúa Manríquez y Santiago Barroso. Su muerte confirma una vez más a México como el país más peligroso del mundo para ejercer la profesión periodística.

México ocupa el puesto 144 de los 180 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros sin Fronteras. (Con información de RSF) NM

ES DE INTERÉS

Compartir