Enrique Del Val

En la celebración del triunfo electoral de hace un año, llevada a cabo en el Zócalo de la capital del país el pasado lunes, el Presidente mencionó una cantidad enorme de cifras sobre los logros obtenidos en los meses de su gobierno.

Son millones de personas y millones de pesos de apoyo los que se han dado y se están dando, en muchos casos por primera vez, lo cual es muy bueno; en cierta forma nos encamina hacia lo que hemos denominado el Ingreso Ciudadano Universal, pues por ejemplo, en el caso de las personas mayores y también de los estudiantes de educación media superior ya son universales.

Lo importante ahora es ver cómo se va a sostener esta derrama económica, dadas las condiciones del país y su crecimiento productivo, sobre todo para el año que viene y cuyo presupuesto debe de estar ya elaborándose en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Por eso es muy importante que se tome en consideración un documento que ha dado a conocer la Cámara de Diputados, a través de su Centro de Estudios, denominado Estimación Presupuestal del Gasto Público en 2020 para: Salud, Inversión en Infraestructura, Agua, Agricultura, Educación, Energía y Desarrollo Social.

En la elaboración del documento se tomó en cuenta la restricción de los ingresos públicos anunciada por la SHCP y el pronóstico de inflación para 2020, donde la autoridad hacendaria estima que los ingresos presupuestarios serán menores en 90.3 mil millones de pesos, lo que afectará sin duda el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Tomando en cuenta que, al más puro estilo neoliberal, se mantiene la proyección de un déficit público de 1.6% del PIB, el gasto neto para el próximo año se reducirá en 182.1 mil millones de pesos respecto al aprobado para el año en curso.

El Centro de Estudios hace una estimación sobre tres de los programas prioritarios, mismos que el Presidente destacó el lunes en su alocución: Jóvenes Construyendo el Futuro, Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y Beca Universal para Estudiantes de la Educación Media Superior Benito Juárez.

Independientemente de que las cifras dadas el lunes no coinciden con las del documento, tenemos que este año se atenderá en el primer programa, el de Jóvenes Construyendo, a 68% de la población objetivo, en el caso de la Pensión de Adultos se está atendiendo al 91% de esa población y en el caso de la Beca para la Media Superior al 41 por ciento.

Los recursos económicos destinados a estos tres programas alcanzan la cifra de 161 mil 600 millones de pesos. Si, como se ha señalado por las autoridades, en 2020 se va a atender a 100% de la población considerada en los programas, el cálculo indica que se requerirán 229 mil 890 millones de pesos, es decir, casi 69 mil millones de pesos adicionales.

Y aquí es dónde creo es necesario detenerse porque no son sólo estos programas prioritarios los que requieren de más recursos, también los necesitan las grandes obras proyectadas y que supuestamente empezarán a construirse el año que viene. Los recortes a mansalva que se han hecho ya no se repetirán, por lo que no llegarán estos recursos. 

Ya se habrán vendido todos los bienes puestos a disposición de los compradores incluyendo, esperamos, el avión presidencial. Se ha insistido todos los días en que no habrá nuevos impuestos ni modificación a los vigentes, lo cual sigue siendo un error garrafal y, para colmo, ya es claro que la economía no crecerá ni siquiera al 1.5% este año y cuando mucho a 2% en 2020.

Con este panorama, y partiendo del principio de que se necesitan los apoyos en los programas prioritarios, no queda más que preguntarse ¿de dónde piensa el gobierno obtener los recursos necesarios para cumplir con las promesas y ofertas que ha hecho? 

Compartir