Ricardo Peralta Saucedo, titular de la Administración General de Aduanas, en una de las mañaneras de AMLO. Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El brazo recaudador de impuestos de la Secretaría de Hacienda, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aclaró “varias irregularidades” detectadas en una de las dependencias a su cargo, la Administración General de Aduanas (AGA), que es responsable de los casi 915 mil millones de dólares del comercio internacional de mercancías.

Entre las anomalías detectadas por el SAT, están la publicación de “boletines que hacen referencia a procedimientos y decisiones que la suscrita no ha aprobado ni firmado y, sin embargo, en dichos boletines dice que se trata de procedimientos que ‘serán incluidos en la próxima Resolución de Modificaciones a las Reglas Generales de Comercio Exterior vigentes'”, dice la titular del SAT, Margarita Ríos-Farjat.

En una comunicación institucional interna (oficio 100-2019-11, fechado el 4 de marzo de 2019) enviado al titular de la Administración General de Aduanas (AGA), Ricardo Peralta Saucedo, el cual fue recibido a las 19:34 horas del mismo día, Ríos-Farjat enumera los errores detectados.

La Jefa del SAT señala al Jefe de Aduanas que el 6 de febrero de 2019 publicaron en un “micrositio” de la AGA un esquema de facilitación para la importación de hidrocarburos, el cual no estaba aprobado.

“Me informa el comité que se pretendió justificar diciendo que habían sido instruidas por el Ejecutivo Federal, situación que además y en todo caso usted omitió informarme como correspondería. Al no contar con una instrucción por parte del Titular del Ejecutivo (el presidente Andrés Manuel López Obrador) que confirmara lo anterior, se consultó al respecto con el Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal, quien aseguró que esa idea fue propuesta por usted, pero rechazada por el Presidente”, enfatiza Ríos-Farjat en el oficio.

“La irregularidad no es solo de forma, sino de fondo”, se lee en el oficio de cuatro cuartillas, y del cual ejecentral tiene una copia.

Oficio del SAT

“Esta situación reviste la máxima irregularidad institucional, y podría dar lugar al procedimiento y sanciones que correspondan por el incumplimiento a las obligaciones previstas”, señala el SAT a Peralta, que al igual que Ríos-Farjat, también fue propuesto al cargo por el mismo presidente López Obrador.

En total, el SAT detectó cuatro boletines informativos no autorizados, por lo cual ordenó se eliminaran. Además de que en lo sucesivo la información difundida en los micrositios de Aduanas “deberán contar con la validación y visto bueno de la Jefatura del SAT, a través de la Administración General Jurídica (ACJ)”.

Otra anomalía detectada es que en Aduanas “no se respeta la imagen del Gobierno Federal, de la SHCP o del SAT, con el uso de logotipos en proporciones inadecuadas, o con variantes no, autorizada”.

También reclamó el uso no autorizado de redes sociales por parte de Aduanas, en particular en Twitter y Facebook.

Señala que se crearon dos cuentas en Twitter (@AduanasMx y @Denuncia_Aduana), con ellas “provocando dispersión de los mensajes institucionales (…), también provoca que una misma área sea juez y parte, además de que se deja sin atender alrededor de 5O mensajes directos, lo que puede provocar descontento de los usuarios”.

La cuenta @AduanasMx ya sólo tiene este tuit.

De esas dos cuentas, si bien el oficio señala que deben ser dadas de baja, actualmente siguen activas pero ya están bajo el control del SAT.

En Facebook, dice el oficio, se han identificado transmisión en vivo de eventos internos, lo cual contraviene la estrategia de comunicación del gobierno federal.

En materia de comunicación a los medios o prensa, el SAT pide que Aduanas se apegue al “Plan de Austeridad” y “ que prescinda de la estructura de comunicación alterna”. Además de las solicitudes de entrevista deben ser canalizadas al área de comunicación social del gobierno federal.

Además pide intervenga para que cesen los rumores que hacen algunos empleados de Aduanas de que “ya se van del SAT, supuestamente a un órgano desconcentrado de futura creación (…) Esta situación provoca un ambiente de confusión institucional”,

Exhorta, también “no caer en alguna otra desatención, como en la que incurrió el pasado 16 de enero, cuando el AGRS (el SAT), le comunicó la decisión del SHCP de separar del cargo al Administrador Central de Investigación Aduanera, y se hizo caso omiso de dicha instrucción”.

Compartir